Per poder veure correctament aquest missatge faci click aquí
cabecera
 
 

NOVETATS LEGISLATIVES DEL BOE DEL 9 DE MARÇ DE 2018

Laboral

Corrección de errores en las tablas salariales para el año 2018 del Convenio colectivo nacional del ciclo de comercio de papel y artes gráficas
Resolución de 1 de marzo de 2018, de la Dirección General de Empleo, por la que se corrigen errores en la de 6 de febrero de 2018, por la que se registran y publican las tablas salariales para el año 2018 del Convenio colectivo nacional del ciclo de comercio de papel y artes gráficas.
(BOE, 09-03-2018)

Mercantil, Civil i Administratiu

Euro
Resolución de 8 de marzo de 2018, del Banco de España, por la que se publican los cambios del euro correspondientes al día 8 de marzo de 2018, publicados por el Banco Central Europeo, que tendrán la consideración de cambios oficiales, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 36 de la Ley 46/1998, de 17 de diciembre, sobre la Introducción del Euro.
(BOE, 09-03-2018)

http://www.boe.es/boe/dias/2018/03/09/
http://www.boe.es/boe/dias/2018/03/09/index.php?d=60&s=3

RECULL DE PREMSA DEL 9 DE MARÇ DE 2018

Laboral

El Día de la Mujer más reivindicativo es un éxito
Nunca antes se había convocado una huelga general y paros parciales para reclamar la igualdad de mujeres y hombres. En toda España se celebraron concentraciones y actos para denunciar el trato discriminatorio, tanto en el trabajo como en el hogar, que sufren aún muchas mujeres.

Los sindicatos CC OO y UGT cifraron en 5,3 millones los trabajadores que secundaron los paros parciales de dos horas por turno convocados por estas centrales. CGT no dio cifras, pero aseguró que la huelga de 24 horas, organizado por sindicatos minoritarios como la propia CGT, CNT o Solidaridad Obrera, había sido un éxito. El PSOE apoyó el paro parcial y Podemos, por su parte, defendió una huelga de 24 horas. Partido Popular y Ciudadanos se posicionaron a favor de las movilizaciones, pero rechazaron medidas que paralizaran la actividad económica.

Como no fue una huelga común –eran las mujeres quienes estaban llamadas a la movilización y los paros de los sindicatos mayoritarios eran parciales– su éxito o fracaso tampoco puede determinarse con parámetros clásicos como el consumo de energía, las incidencias en el transporte o el cierre de comercios. A medida que se acercaba el 8 de marzo, el movimiento feminista iba ganando fuerza y el Día de la Mujer monopolizó ayer todos los ámbitos. El debate sobre la discriminación de género ha irrumpido con fuerza en la agenda política, social y empresarial y todo indica que se instalará de forma permanente.

También se visualizó la protesta a través de la ausencia de comunicadoras conocidas como Pepa Bueno en la Cadena SER o Ana Rosa Quintana y Susana Griso en los programas matinales de las dos principales televisiones privadas. Más que una huelga, España vivió ayer una inmensa movilización. Las protestas feministas no paralizaron el país, pero lograron llevar su causa hasta el último rincón. Es posible que algo empezara a cambiar ayer en la manera en que la sociedad, y especialmente los hombres, entienden la igualdad de género.

Ya fuera a través de la huelga general, con el paro parcial durante dos horas o con la exhibición de símbolos como el lazo morado, el Día de la Mujer se dejó notar en multitud de sectores. Al mediodía, varios miles de personas, 14.000 según los sindicatos, se concentraron en la Plaza de Cibeles con motivo de los paros convocados por UGT y CC OO con el lema Vivas, libres, unidas por la igualdad. Unas horas antes, en la cercana Plaza de Callo, casi 8.000 profesionales de los medios de comunicación se reunieron bajo el lema Las periodistas paramos y denunciaron la “injusticia laboral” en su sector.

La gran manifestación se produjo por la tarde y recorrió las calles de Madrid. “Si nosotras paramos, se para el mundo”. Bajo esta idea salieron centeneras de miles de mujeres a recorrer el centro de la capital. La vicesecretaria general de UGT, Cristina Antoñanzas, testificó el éxito de los paros y las movilizaciones y señaló que “la pelota está en el tejado del Gobierno”. La secretaria de Mujeres e Igualdad de CC OO, Elena Blasco, reclamó que las empresas tomen medidas para “acabar con la desigualdad”.

Barcelona fue otra de las grandes capitales que celebró la jornada reivindicativa. Un centenar de mujeres cortaron a primera hora de la mañana la Gran Vía de Barcelona y realizaron unos pasacalles deteniendo el tráfico a su paso. Los Mossos d’Esquadra actuaron para apartar a las manifestantes y restablecer el tráfico.

Las fábricas de SEAT y Nissan en Cataluña operaron con normalidad al inicio de la jornada. En la planta de SEAT en Martorell, los trabajadores se concentraron de 11:30 a 12:40, coincidiendo con una de las franjas pactadas para llevar a cabo la huelga parcial. La producción se paró durante esa hora. El presidente de SEAT, Luca de Meo, acudió también a la concentración. Los trabajadores de Ford Almussafes y del polígono industrial Juan Carlos I de Valencia también secundaron un paro de dos horas y paralizaron temporalmente la producción.

Renfe señaló que el seguimiento de la huelga fue escaso. Solo 710 trabajadores, el 2,6% de la plantilla, se apuntó al paro de 24 horas y un 5,2% apoyó los paros parciales. Renfe informó de que no se produjeron retrasos o aglomeraciones significativas en los distintos servicios de Cercanías, Media y Larga Distancia y Alta Velocidad. No obstante, Renfe registró un 25% menos de viajeros en su servicio de Cercanías en Cataluña debido a la huelga.

En el sector de la educación se vivió el mayor seguimiento de la huelga. Por ejemplo, en la Universidad Complutense de Madrid no se registraron incidencias, pero apenas se celebraron clases. En el campus de Somosaguas se denunciaron pintadas en las paredes a favor de la huelga. Más tensión se vivió en la Universidad de Valencia, donde la Policía Nacional impidió el acceso a un grupo de manifestantes al rectorado.

El Día de la Mujer se celebró en todo el mundo y líderes como la primera ministra británica, Theresa May, o la canciller alemana, Angela Merkel, aseguraron que aún queda recorrido para llegar a la igualdad real entre hombres y mujeres.
(El País, 09-03-2018)

El sueldo de los funcionarios subirá más del 8% en los próximos tres años
El Ministerio de Hacienda y los principales sindicatos representantes de los empleados públicos (CSIF, UGT, CC OO) han alcanzado un principio de acuerdo para mejorar las condiciones laborales de los funcionarios durante el periodo 2018-2020. El pacto, que se cerrará este viernes, prevé una subida de las nóminas de más del 8% hasta 2020 si la economía mantiene el ritmo de crecimiento y las administraciones continúan reduciendo el déficit y la deuda. También se contempla un aumento de la oferta pública de empleo.

La secretaria de Estado de Función Pública, Elena Collado, y los sindicatos representantes de los empleados públicos (CSIF, UGT y CC OO) alcanzaron en la medianoche del jueves un principio de acuerdo para mejorar las condiciones laborales de los funcionarios. A falta de cerrar algunos flecos, el punto más importante del pacto consiste en una subida salarial de más del 8% hasta 2020 siempre que la economía mantenga el ritmo de crecimiento de los últimos años, según confirman varias fuentes conocedoras de la negociación. De hecho, si se computan los fondos adicionales habilitados para elevar la masa salarial, la subida llegaría a cerca del 8,5%.

Desde los sindicatos explican que una parte de esta mejora retributiva dependerá del comportamiento de la economía, porque se incluye un complemento variable ligado al PIB. El acuerdo salarial ha sido uno de los asuntos más espinosos de una negociación que se ha prolongado durante meses. La nueva propuesta de Hacienda consiste en un incremento fijo de las nóminas de hasta un 6,1% durante los tres próximos años, según confirman fuentes de la negociación. De esta forma, los empleados públicos tendrían garantizado un alza de un 1,75% este año; un 2,25% en 2019, y otra subida del 2% más en 2020.

A estas cantidades fijas habría que sumar el complemento variable, que dependerá del comportamiento de la economía. Si el PIB mantiene el vigor de los tres últimos años, los sueldos podrán subir alrededor de otro 2% en el periodo. Fuentes sindicales explican que la cuota variable sería del 0,25% en 2019 y del 1% en 2020. Además, si al final de ese año las administraciones públicas han reducido el déficit, la retribución de los empleados públicos subirá otro 0,55% adicional. Esta parte variable podría incluso mejorar unas décimas a falta de los últimos detalles que se cerrarán este viernes en una reunión convocada por Hacienda a primera hora de la mañana. Está previsto que, una vez que este viernes se cierre el acuerdo, se escenifique la firma de un documento esta misma tarde en un acto en el que participaría el ministro Cristóbal Montoro.

Durante la negociación, los sindicatos han arrancado al Gobierno la aportación de “unos fondos adicionales” para que, previa negociación colectiva, pueda aumentar su masa salarial elevando la retribución de determinados colectivos específicos de sus plantillas. Es decir, un ayuntamiento podrá acordar subir a sus policías locales, a los barrenderos, introducir un complemento para las funcionarias con hijos o mejorar a un colectivo de empleados públicos con necesidades especiales. Estos fondos adicionales permitirán subidas de la masa salarial del 0,2% en 2018; del 0,25% en 2019 y del 0,3% en 2020. En total, si estas cantidades se sumaran a las mejoras anteriores, el sueldo de los funcionarios podría subir hasta un 8,5% en tres años.
(El País, 09-03-2018)

Mercantil, Civil i Administratiu

El BCE impone cuotas de género: un tercio de sus directivos serán mujeres
“Estamos trabajando en mejorar la paridad en la institución y estamos tomando algunas medidas, aunque el avance es menor del que nos gustaría", ha explicado Mario Draghi, presidente del BCE. Y, minutos después de que el banquero italiano se despidiese de los periodistas la institución ha remitido un comunicado en el que hace balance del peso de las mujeres entre sus equipos directivos y las medidas que tomará para aumentar su presencia.

El BCE ha acordado que en cada una de sus 25 áreas un tercio del equipo de gestión serán mujeres. Y, en cuanto a la alta dirección, debe tener a una mujer en cada una de esas áreas. No es la primera vez que la máxima institución en política monetaria y supervisión bancaria en Europa diseña un plan para tratar de romper el techo de cristal en su seno. En 2013 estableció un plan, para que en 2019 el 35% de sus mandos medios estén ocupados por mujeres y el 28% de la alta dirección estén ocupados por mujeres.

Un año antes de que se cumpla este plan y coincidiendo con la huelga general feminista convocada en todo el mundo, el BCE también se examina a sí mismo. A finales de 2017, el 27% de los cargos de gestión están detentados por ellas. En la alta dirección hay un 17% de mujeres. Entonces, había un 14% de mujeres en la alta dirección y un 17% sumando los puestos medios.

La nueva política del BCE sobre género se complementa con un cambio en sus procesos de contratación para atraer al talento femenino. Esto supone, según explica el comunicado, que los headhunters que trabajan para el BCE tienen el mandato de buscar principalmente a mujeres. Y se compromete a incluir a más mujeres entre los equipos de selección. De hecho, si uno de esos procesos no ha atraído a "un número suficiente" de mujeres puede ser parado y lanzado otra vez.
(Cinco Días, 09-03-2018)

390 euros al mes para alquilar
El Consejo de Ministros aprobará hoy el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, cuya principal medida es una subvención de hasta 390 euros a los menores de 35 años que vivan en régimen de alquiler y cobren menos de 19.000 euros al año. Se trata del mayor incentivo público al arriendo -el Gobierno de Zapatero abonaba 210 euros al mes-, si bien la nueva ayuda dependerá de la renta que se pague por la vivienda alquilada.

El documento que presentará hoy el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, aumentará los fondos destinados a las ayudas residenciales, según fuentes gubernamentales. Además, las autonomías estarán obligadas a aportar un porcentaje superior de cofinanciación y a publicitar el plan, señalando que la ayuda la concede el Gobierno.

Esa ayuda consistirá en que la Administración aportará "hasta el 50% de la renta mensual que deba satisfacer el beneficiario por el alquiler de su vivienda habitual y permanente para los 600 primeros euros". Es decir, en principio, hasta 300 euros.

Pero la realidad del mercado del arrendamiento es clara: en las grandes ciudades los jóvenes tienen muy difícil alquilar viviendas por menos de 600 euros. Por ello, las comunidades autónomas podrán incrementar hasta 900 euros la renta máxima mensual "en determinados municipios". En estas ciudades, "la ayuda a incrementar será de hasta el 30% de la renta mensual en el tramo comprendido entre 600 y 900 euros de renta". Es decir, hasta 90 adicionales, lo que, sumado a la ayuda común a todo el territorio, resulta en el antedicho máximo de 390 euros.

Todos los adjudicatarios de la ayuda deberán "disponer de, al menos, una fuente regular de ingresos". O sea, tendrán que estar trabajando por cuenta propia o ajena, ser investigadores en formación o percibir una prestación social pública de carácter periódico -siempre que puedan acreditar una vida laboral de, al menos, seis meses de antigüedad, inmediatamente anteriores al momento de la solicitud-.

Por el contrario, no podrá concederse la ayuda cuando el solicitante sea propietario de alguna vivienda en España -excepto por motivos ajenos a su voluntad o divorcio- ni cuando tenga parentesco o negocios comunes con el arrendador de la vivienda.

La otra gran medida del plan será un cheque vivienda por valor de 10.800 euros a los jóvenes que compren su vivienda habitual en una localidad de menos de 5.000 habitantes. "Con esta medida se busca fijar la población rural, en un momento en el que España sufre un problema de despoblación", apuntan desde Fomento.
(Cinco Días, 09-03-2018)

El BCE no ampliará las compras de deuda y eleva su previsión de crecimiento para este año
El jefe del BCE, Mario Draghi, hizo ayer un pequeño movimiento —un sutil cambio en el lenguaje utilizado tras la reunión del consejo en Fráncfort— que indica que las compras de activos (QE) tienen los días contados. Siempre que nada se tuerza: el Eurobanco lleva meses subiendo el tono contra EE UU, que juega a debilitar el dólar por todos los medios. El último invento de Donald Trump es un conato de guerra comercial con Europa que tiene potencial para acabar con la recuperación, según el banquero central europeo.

Las tendencias políticas que dominaron la segunda mitad del siglo XX se revierten. Donde hubo regulación financiera para evitar excesos como los que dieron pie a la Gran Depresión hay ahora desregulación, a pesar de la Gran Crisis. Frente al bipartidismo de centroizquierda y centroderecha dominante durante décadas emergen hoy extremismos de baja intensidad mal bautizados como populismos. Si la globalización multiplicó los flujos comerciales desde la II Guerra Mundial bajo el influjo de EE UU, Washington patrocina hoy un conato de guerra comercial contra sus aliados. Preocupado por Italia —donde el populismo suma más del 50% de los votos—, Draghi se mordió la lengua políticamente, pero lanzó una seria advertencia: “Los mayores riesgos para la economía son hoy el proteccionismo y la desregulación financiera”.

“Si se imponen aranceles a los aliados, me pregunto quiénes son hoy los enemigos”, ironizó, para después subrayar que no prevé un “gran impacto” ante las medidas que prepara EE UU. “Lo grave sería una escalada que afecte a la confianza global”, destacó.

La manipulación del tipo de cambio del dólar es el gran quebradero de cabeza de Draghi, que en las últimas semanas ha cargado varias veces contra Estados Unidos. Porque en Europa las aguas bajan más tranquilas que de costumbre. El BCE está en un impasse de espera. La eurozona crece y la recuperación está llegando hasta el empleo, pero la inflación no termina de subir y Draghi no quiere precipitarse en la retirada de estímulos. Así que ayer jugó al empate. Al 0-0, al más puro estilo catenaccio: echó unas migajas a los halcones —los partidarios de una mayor ortodoxia— y retiró del tradicional comunicado posterior a las reuniones del BCE la posibilidad de aumentar las compras de activos si las cosas se tuercen. Pero nada ha cambiado: el BCE seguirá comprando 30.000 millones de euros al mes al menos hasta septiembre de 2018, y las subidas de los tipos de interés no llegarán hasta bien entrado 2019.

Aun así, Draghi se vio obligado a señalizar la salida de la compra de activos, en una decisión que se tomó de forma unánime. Se trata de guiar a los mercados para evitar sobresaltos, eso es todo. Por lo demás, la vida sigue igual: “La recuperación se asienta a pesar de los riesgos globales que incluyen el proteccionismo y la volatilidad en los mercados de divisas”, dijo el italiano, “pero la eurozona necesita aún un amplio nivel de estímulo monetario”. El mantra de Draghi sigue siendo “confianza, paciencia y persistencia”. Pero ese sutil cambio de tono —eliminar la posibilidad de volver a aumentar el tamaño del QE— demuestra que el péndulo se mueve lentamente hacia la retirada de estímulos.

Eso si nada se tuerce, porque Draghi tiene la mosca detrás de oreja. El BCE cargó en diciembre contra las declaraciones interesadas en Washington a favor de un dólar débil, algo terminantemente prohibido en las procelosas aguas de la política monetaria. Washington ha ido aún más lejos y amenaza con una guerra comercial, que de momento es más propaganda que otra cosa: los mercados han reaccionado con nuevas bajadas del dólar que se explican por la pérdida de confianza en la política económica estadounidense, en manos de la cuenta de Twitter de Donald Trump.
(Expansión, 09-03-2018)

EE UU impone aranceles al acero y aluminio, pero abre la puerta a exenciones
Donald Trump ha cumplido con lo que el mercado se temía. Según el guion previsto, el presidente de los Estados Unidos ha firmado los prometidos aranceles. Gravará con un 25% la importación de acero y con un 10% la del aluminio. El tono ha sido, sin embargo, ligeramente más suave del esperado. La Casa Blanca ha confirmado la exención a México y Canadá. Y ha abierto una puerta para discutir "medidas alternativas" para que el resto de países eviten los aranceles.

La Casa Blanca ha declinado especificar cuáles podrían ser esas alternativas, pero ha admitido que la orden puede ser "modificada flexiblemente". Sin embargo, ha matizado que el salvoconducto a México y Canadá está condicionado a las negociaciones del tratado comercial que les une.

Frente al establecimiento de aranceles, once países (Australia, Brunei, Canadá, Chile, Malasia, México, Japón, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam) ha firmado en Santiago de Chile la versión definitiva del Tratado Transpacífico (TPP por sus siglas en inglés), que liberaliza los intercambios comerciales entre ellos y del que finalmente ha quedado excluido EE UU modificando el acuerdo original firmado hace dos años, del que sí formaba parte.

China, el mayor exportador del mundo, no forma parte de este grupo, aunque invitó al resto de países a explorar la posibilidad de integrarse en la Asociación Económica Regional Integral (RCEP, por sus siglas en inglés), de la que forman parte China, Japón, Corea del Sur, Austria, Nueva Zelanda e India. “China no es parte del Tratado, pero apoyamos con fuerza la liberalización comercial y hemos sido un actor clave en la cooperación económica en Asia Pacífico”, destacó el ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi, en rueda de prensa.

Por su parte, el vicepresidente de la Comisión Europea para el Empleo, el Crecimiento y la Inversión, Jyrki Katainen, mostró su confianza en que todavía puedan evitarse los “daños” que causarían los aranceles anunciados por el presidente de EE UU a las importaciones de acero y aluminio. “El secretario de Comercio Ross ha dicho que nadie ha visto el papel que se supone que el presidente va a firmar esta semana. Puede decirse que son buenas noticias en el sentido de que aún hay oportunidades para evitar daños”, afirmó en rueda de prensa.

En esta misma línea, Jaime Malet, presidente de la Cámara de Comercio de EE UU en España, vaticinó que estas medidas proteccionistas finalmente solo se aplicarán a los países que practican el dumping comercial (venta a precios inferiores al coste) en sus exportaciones hacia EE UU, como China y algunos otros países asiáticos, pero no frente a la UE. “Pensar que EE UU puede seguir acumulando déficits comerciales de la forma en que lo ha hecho en los últimos años es inimaginable. La globalización ha traído mucha prosperidad y ha sacado a una gran parte del mundo de la pobreza, pero al mismo tiempo ha generado salidas industriales hacia Oriente que están pidiendo a gritos que se le ponga límites”
(Expansión, 09-03-2018)

El precio de la vivienda sube el 6,2% en 2017, el mayor avance desde 2007
El precio de la vivienda subió el 6,2 % en 2017, con lo que este indicador sumó cuatro años consecutivos al alza y se anotó su mayor repunte desde 2007, ejercicio previo al pinchazo de la burbuja inmobiliaria, según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Sólo en el cuarto trimestre del año, los precios subieron el 7,2 % respecto al mismo periodo de 2016, con un avance del 7,4 % en el caso de las casas de obra nueva y del 7,2 % en el de las de segunda mano.

Entre 2008 y 2013, el precio de la vivienda libre registró descensos anuales de distinta intensidad: del 1,5% en 2008, del 6,7% en 2009, del 2% en 2010, del 7,4% en 2011, del 13,7% en 2012 y del 10,6% en 2013. En 2007, cuando comenzó a elaborarse este índice, el precio de la vivienda libre experimentó un crecimiento del 9,8%.

No fue hasta 2014 cuando el precio de la vivienda libre volvió a tasas positivas, con un repunte anual medio del 0,3%, que en 2015 se aceleró hasta el 3,6%, en 2016 hasta el 4,7% y ahora en 2017 hasta el 6,2%.

Por tipo de vivienda, el precio de la de segunda mano aumentó un 6,3% en 2017, registrando su mayor crecimiento desde el ejercicio 2007. En el caso de las viviendas nuevas, su precio avanzó una media del 5,9% en 2017, su segundo mayor repunte desde 2007 tras el registrado en 2016, que fue del 6,5%.

En el cuarto trimestre de 2017, el precio de la vivienda libre aumentó un 7,2% en relación al mismo trimestre de 2016, ampliando cinco décimas el repunte interanual del cuarto trimestre (+6,7%). De esta forma, ya son quince los trimestres consecutivos en los que los precios de la vivienda presentan tasas interanuales positivas.

Por tipo de vivienda, el precio de la vivienda nueva subió un 7,4% en comparación con el cuarto trimestre de 2016, casi un punto más que en el trimestre anterior y su mayor alza desde el segundo trimestre de 2016. Por su parte, el precio de la vivienda usada se incrementó un 7,2% en tasa interanual, medio punto más que en el trimestre anterior y su mayor incremento desde el tercer trimestre de 2007.
(El Mundo, 09-03-2018)

 
 
 
 
  Seu Col·legial
  Pl. Urquinaona, 6. 6ª planta Delegació Girona Delegació Lleida  
  08010 Barcelona C/ Santa Eugènia 11, 1r B Avinguda Joana Raspall 6, 1r  
  Tel. 93 317 06 86 17005 Girona 25002 Lleida  
  Fax 93 301 37 87 Tel.: 972 22 37 01 Tel.: 973 28 81 37  
  colcatalunya@gestors.cat gestors.girona@gestors.cat gestors.lleida@gestors.cat  
 
 
Nota legal:
Contestant aquest email no obtindreu resposta. Si desitgeu contactar amb nosaltres, podeu trametre un correu electrònic amb els vostres dubtes i/o suggeriments a sac@gestors.cat.
D’acord amb el que disposa el Reglament (UE) 2016/679 de 27 d’ abril de 2016 (RGPD) la Llei Orgànica 3/2018, de 5 de desembre, de protecció de dades personals i garantia dels drets digitals i resta de normativa legal vigent en matèria de protecció de dades, els informem que les dades que figuren en la present comunicació són objecte de tractament per part del COL·LEGI OFICIAL DE GESTORS ADMINISTRATIUS DE CATALUNYA. Aquestes dades seran utilitzades exclusivament per a l’enviament de comunicacions que poden ser del seu interès. Aquestes dades no es cediran a tercers, excepte per obligació legal, i es mantindran mentre no en sol·liciti la seva cancel·lació i/o oposició. La present comunicació s’envia sota l’empara de la Llei 34/2002, de Serveis de la Societat de la Informació i del Comerç Electrònic. Si desitja deixar de rebre les nostres comunicacions comercials, revocar el seu consentiment o exercir els drets d’accés, rectificació, portabilitat, oposició, limitació o cancel·lació, pot sol·licitar, en qualsevol moment, enviant un correu electrònic a l’adreça dpo@gestors.cat indicant a l’assumpte "Baixa comunicacions comercials", o comunicant-ho per escrit, sempre indicant les seves dades personals a Plaça Urquinaona núm. 6, 6a planta, Barcelona. Si considera que el tractament de dades personals no s’ajusta a la normativa vigent, pot presentar una reclamació davant l’Autoritat de control (www.agpd.es).