Per poder veure correctament aquest missatge faci click aquí
cabecera
 
 

NOVETATS LEGISLATIVES DEL BOE DEL 20 D’ABRIL DE 2018

Mercantil, Civil i Administratiu

Resultados de las subastas de Bonos y Obligaciones del Estado celebradas el día 5 de abril de 2018
Resolución de 9 de abril de 2018, de la Dirección General del Tesoro, por la que se publican los resultados de las subastas de Bonos y Obligaciones del Estado celebradas el día 5 de abril de 2018.
(BOE, 20-04-2018)

Euro
Resolución de 19 de abril de 2018, del Banco de España, por la que se publican los cambios del euro correspondientes al día 19 de abril de 2018, publicados por el Banco Central Europeo, que tendrán la consideración de cambios oficiales, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 36 de la Ley 46/1998, de 17 de diciembre, sobre la Introducción del Euro.
(BOE, 20-04-2018)

http://www.boe.es/boe/dias/2018/04/20/
http://www.boe.es/boe/dias/2018/04/20/index.php?d=96&s=3

RECULL DE PREMSA DEL 20 D’ABRIL DE 2018

Fiscal

El PNV da un paso atrás y rechaza presentar una enmienda a la totalidad al Presupuesto
Este viernes acaba el plazo para que los grupos parlamentarios del Congreso de los Diputados presenten enmiendas a la totalidad al proyecto de Presupuestos de 2018. Hacienda no cuenta hoy con los apoyos suficientes para sacar adelante las cuentas. Y la próxima semana se celebra el debate de totalidad, donde el texto podría ser devuelto al Gobierno. El presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, pidió ayer un esfuerzo a todos los partidos para aprobar unas cuentas que incluyen un aumento de la inversión. Lo dijo durante la visita que realizó en Albacete, con motivo de las obras de la autovía A-32.

El presidente del Gobierno recibió ayer un capote desde el PNV. Los nacionalistas vascos decidieron no presentar una enmienda a la totalidad de los Presupuestos. Conceden así una oportunidad al Ejecutivo de avanzar en la tramitación parlamentaria, pese a que recalcaron su oposición a la intervención de Cataluña a través de la aplicación del artículo 155. La dirección del PNV advirtió de que no puede interpretarse la no presentación de la enmienda como un "cheque en blanco" al Gobierno del PP. Así, apuntó que pretende "conceder una oportunidad a la apertura de un nuevo tiempo de diálogo político en el Estado español y en Cataluña, así como a la restauración de un Govern legítimo".

Aunque ayer todas las miradas estaban en los cinco diputados del PNV, otros grupos minoritarios, cuyo apoyo parecía garantizado, levantaron la voz. Foro, que se presentó en Asturias en coalición con el PP, ha puesto en jaque el proyecto de Presupuestos al presentar una enmienda a la totalidad. Con la enmienda anunciada por Foro Asturias porque los Presupuestos incumplen el acuerdo de legislatura firmado con el PP tras las últimas elecciones generales, estas cuentas serían devueltas y finalizarían su tramitación parlamentaria la próxima semana.

Además, el presidente de UPN, Javier Esparza, defendió ayer que los dos diputados de su partido en el Congreso "valen lo mismo" que los cinco que tiene el PNV a efectos de que el Gobierno saque adelante los Presupuestos del Estado y aseguró que el apoyo de los navarros al proyecto no está, de momento, asegurado.

"Ni PP ni Ciudadanos cuentan hoy con UPN para apoyar los Presupuestos, que se pliegan al nacionalismo vasco y desprecian a Navarra", aseguró Esparza, en las que señaló, entre otros datos, que mientras las inversiones para Euskadi previstas en las cuentas públicas suben el 30%, las de Navarra bajan en esa misma proporción.

Está previsto que presenten enmiendas a la totalidad PSOE, Unidos Podemos, ERC, PDeCat, Compromís, Foro Asturias y EH Bildu. Hasta ahora, las cuentas del Gobierno pasaban por sumar los cinco diputados del PNV a los 134 del PP, 32 de Ciudadanos, dos de UPN y uno de Coalición Canaria y Foro. El cambio de postura de UPN y Foro ha trastocado los cálculos del Gobierno, que confía en encauzar la situación.
(El País, 20-04-2018)

Laboral

Empleo intenta que las comunidades y los interlocutores sociales acepten su propuesta para unificar los actuales subsidios asistenciales
El Ministerio de Empleo está intentando que las comunidades y los interlocutores sociales acepten su propuesta para unificar los actuales subsidios asistenciales y los programas de la Renta Activa de Inserción (RAI), Plan Prepara y Programa de Activación por el Empleo (PAE) en una nueva renta que se enmarcaría en la órbita del sistema de Seguridad Social y que se denominaría Renta Complementaria de Desempleo (RED).

Tras las últimas modificaciones hechas por Empleo a su propuesta, en respuesta sobre todo a las alegaciones hechas por los sindicatos, ¿a quién beneficiaría y quién saldría perjudicado con esta nueva propuesta de renta?

Según, el análisis pormenorizado que ha hecho el sindicato CC OO de la legislación actual y de la última propuesta de Empleo, la nueva renta, que fusionaría a las actuales, perjudicaría al 75% de los futuros beneficiarios potenciales y beneficiaría al 25% restante. Y el principal perjuicio sería, de media, un acortamiento de la duración de estas ayudas asistenciales entre uno y tres meses respecto a la situación actual, dependiendo de los casos. Aunque se podrían registrar mayores perjuicios.

En concreto, atendiendo a los actuales colectivos de beneficiarios, el más numeroso es el que recibe el subsidio por desempleo y que no tienen las cotizaciones suficientes para acceder a la prestación contributiva. Dentro de grupo –formado por unos 231.404 parados actualmente– quedarían perjudicados los que tienen 6 o más meses cotizados con responsabilidades familiares, que con la nueva renta cobrarían un máximo de 24 meses, tres meses menos que en la situación actual. Mientras que este mismo colectivo sin responsabilidades familiares pasaría a cobrar dos meses más con la nueva ayuda (hasta 8 meses).

Si bien el principal perjuicio para aquellos que cobran el subsidio por haber cotizado seis o más meses sería la imposibilidad de acceder a la RAI. Por este motivo, los mayores de 45 años con responsabilidades familiares perderían 42 meses de cobro de esta ayuda y los mayores de 45 años sin cargas familiares, perderían 39 meses. Por el contrario, se crearía un nuevo subsidio para quienes han cotizado menos de 6 meses y no tienen responsabilidades familiares (de entre 4 y 6 meses de duración). Y aquellos que sí las tienen, cobrarían un mes más.

El segundo grupo más numeroso ahora son los beneficiarios de subsidios por desempleo que han agotado la prestación contributiva (excepto los beneficiarios del subsidio para mayores de 55 años), con casi 194.000 beneficiarios. En este caso, los que tienen responsabilidades familiares, si son menores de 45 años recibirían la ayuda por un máximo de 29 o 35 meses –según el tiempo que hubieran cobrado la prestación contributiva–, lo que supondría perder un mes de cobro en ambos casos. Mientras que los mayores de 45 años de este colectivo perderían tres meses del cobro de la prestación.

En este grupo, si no se tienen responsabilidades familiares, los mayores de 45 años cobrarían el subsidio durante 36 meses como máximo (nueve meses menos que ahora). Pero se beneficiarían aquellos menores de 45 años sin responsabilidades familiares, que hubieran agotado una prestación contributiva de más de 12 meses, para los que habría un nuevo subsidio durante 5 meses.

La cuantía de la nueva ayuda que propone el Gobierno sería del 80% del Indicador Público de Renta de efectos Múltiples (Iprem), que en la actualidad equivaldría a un subsidio de 430 euros. Esta cuantía es idéntica a la que cobran ahora los beneficiarios del subsidio por desempleo, la RAI y el PAE. Y es superior a los 403 euros que se cobra con el Prepara sin cargas familiares e inferior a los 457 euros de los que si las tienen.

Otra novedad de la propuesta de Empleo es la exigencia, con carácter general, de acreditar que se busca activamente empleo, algo que debería certificar la comunidad autónoma.
(Cinco Días, 20-04-2018)

Más de 1,2 millones de parados sin ayudas
CC.OO. ha criticado este jueves las insuficiencias de las actuales prestaciones para los parados, mientras el sistema registró el año pasado un superávit de 2.353 millones de euros. El secretario de Políticas Públicas y Protección Social, Carlos Bravo, ha explicado que este excedente tiene en cuenta los ingresos por cotizaciones por desempleo y el desembolso en prestaciones a los parados, tanto asistenciales (subsidios) como contributivas.

“Tenemos 1,2 millones de trabajadores sin prestaciones, una tasa de cobertura del 58,6% y un excedente de 2.353 millones”, ha denunciado Bravo, al tiempo que ha mostrado su decepción por la propuesta del Ministerio de Empleo para unificar las ayudas a los parados de larga duración. “No aborda la reforma de la protección, no refuerza las prestaciones”.

Tanto CC.OO. como UGT consideran que esta nueva ayuda para englobar los programas Prepara, PAE y la renta activa de inserción (RAI), que Empleo debería aprobar antes de que acabe este mes, supone un paso atrás en el tiempo de cobertura para los desempleados de larga duración, así como un endurecimiento de las condiciones.

Según Bravo, la propuesta de Empleo supone que tres de cada cuatro beneficiarios ven reducido el plazo máximo para percibir esta nueva prestación de 430 euros. En el caso de los más perjudicados, los parados mayores de 45 años que accederán a esta renta complementaria de desempleo (RED) después de no haber cotizado lo suficiente para acceder a una prestación contributiva.

Gobierno y sindicatos llevan semanas negociando e intercambiando propuestas. Desde CC.OO. no descartan que se produzca una prórroga del PAE y Prepara, si antes del 30 de abril no llegan a un acuerdo.
(La Vanguardia, 20-04-2018)

Crece la productividad, pero los salarios no mejoran
La Confederación Europea de Sindicatos (ETUC) y el Instituto Sindical Europeo (ETUI) han denunciado hoy que el incremento de los salarios entre el año 2000 y 2016 hubiera sido cuatro veces mayor si esta subida hubiera reflejado el aumento de la productividad en ese mismo periodo. Según datos de la Comisión Europea recogidos por los sindicatos, los salarios crecieron en los Veintiocho un 2,5% entre 2000 y 2016, mientras que la productividad aumentó un 10%.

Los sindicatos denuncian que la relación entre la productividad y los salarios es un tema central para una distribución justa entre trabajo y capital. Precisamente por eso proponen "aplicar un mecanismo de fijación de salarios que tenga en cuenta las realidades económicas, cree un crecimiento inclusivo y se asegure de que la mano de obra reciba su parte justa de la riqueza creada". Para esto, el principio rector es que "los aumentos salariales nominales deberían compensar la inflación y reflejar el aumento real de la productividad".

Lo que presenciamos en las últimas décadas y particularmente después de la crisis fue un desacoplamiento de los desarrollos salariales del crecimiento de la productividad. En la mayoría de las economías industrializadas, incluida la UE, el crecimiento salarial estaba rezagado con respecto al crecimiento de la productividad. En el caso de España, el incremento de los salarios desde el comienzo del siglo fue del 10%, mientras que en la productividad este fue del 16%, un 60% mayor. En Alemania, la productividad creció tres veces más que los salarios (el 13% frente al 4%), mientras que en Polonia y Bélgica lo hizo dos veces más.

Hubo cuatro estados miembros (Hungría, Portugal, Rumanía y Grecia) donde, a pesar de haberse registrado un aumento en la productividad, los salarios reales cayeron. Como denuncia Esther Lynch, secretaria confederal de la ETUC, "los incrementos salariales se han estado quedando atrás en los últimos años" y "los trabajadores no están recibiendo una parte justa del valor de su trabajo".

Lynch también llamó a gobiernos e instituciones comunitarias a hacer "todo lo posible" para favorecer negociaciones colectivas que permitan subidas salariales "decentes y sensibles" acordes al aumento de la productividad, una correlación que entiende como "teoría económica básica".
(El Mundo, 20-04-2018)

Mercantil, Civil i Administratiu

La banca aviva la guerra de las hipotecas
Las hipotecas variables vuelven a ganar protagonismo en la ‘guerra’ que libra la banca para captar clientes ante la recuperación del crédito hipotecario. Tras la consolidación de unos tipos fijos más competitivos que nunca, la tendencia ahora es recortar los diferenciales que se añaden al euríbor. Aunque el índice de referencia continúa en mínimos negativos y no se esperan subidas hasta 2019, la banca está dando una vuelta de tuerca más al abaratamiento de las hipotecas en una estrategia para ganar volumen de crédito y clientes vinculados a los que ofrecer productos que sí van a dejar margen de negociar, como los seguros. Así, en la actual oferta de hipotecas variables se han acabado imponiendo los diferenciales por debajo del 1% y tan solo en cuatro préstamos se supera ese umbral.

Varios son los bancos que recientemente han llevado a cabo modificaciones a la baja en los precios de sus hipotecas a tipo variable. BBVA acaba de reducir en 10 puntos básicos tanto el tipo fijo de partida, del 1,99% al 1,89%, como el diferencial, hasta el 0,89%, convirtiéndose así en el más barato del mercado. Eso sí, este diferencial se aplica siempre y cuando el importe de financiación sea inferior o igual al 80% del valor de tasación y el plazo de amortización sea de 30 años, aunque la entidad da la posibilidad de alargar el periodo hasta 40 años. BBVA también ha suprimido la comisión de apertura y suavizado las condiciones de vinculación por parte del cliente. Se pide la domiciliación de la nómina, con ingresos mínimos de 600 euros y tener contratados un seguro de vivienda y un seguro de amortización por al menos el 50% del importe del préstamo. Ya no se solicita el plan de pensiones. Pero la entidad indica que, aunque la contratación de estos productos es opcional y no obligatoria, el interés varía en función de la vinculación.

La mayoría de bancos requiere un alto grado de compromiso por parte del cliente a cambio de ofrecerle el mejor precio posible. Es decir, que para obtener el diferencial más bajo suele ser necesario ligarse a la entidad con algo más que la domiciliación de la nómina. Algunas entidades piden ingresos mensuales superiores a 1.000 euros, como el Banco Santander, o incluso más de 2.000 euros, como en Bankinter, y 3.000 euros, como en Sabadell. Además, se solicita la domiciliación de recibos, el uso de tarjetas de crédito, la contratación de varios seguros (los más habituales son de hogar y vida, pero también hay de protección de pagos) y hasta planes de pensiones.

También este año, y por primera vez desde 2015, Bankinter quiso renovar su oferta y aplicó una sustancial mejora en los diferenciales, desde el 1,20% al 0,99%. Un poco antes, Banco Santander mejoró su Pre-Hipoteca Variable al reducir el tipo fijo inicial del 1,75% al 0,99% manteniendo el 0,99% añadido al euríbor hasta el vencimiento.

Hay que tener en cuenta que todas estas hipotecas tienen un tipo fijo de salida (salvo la de Openbank) que suele abarcar entre el primer y el segundo año de vida del préstamo. Los más baratos son del 0,99% en Santander, Popular, Coinc y Oficinadirecta.com, mientras que los más altos son del 2% en Deutsche Bank y del 1,95% en Liberbank los primeros 18 meses.

De momento, Bankia mantiene el diferencial del 1,20% más el euríbor en su hipoteca variable que, eso sí, está totalmente libre de comisiones. Deutsche Bank también lo sitúa en el 1,20%. Por su parte, Banco Sabadell comercializa la Hipoteca Premium al 1,10% más euríbor, aunque para las viviendas en venta en su portal inmobiliario Solvia tiene condiciones más ventajosas, con un euríbor más el 1%.
(Cinco Días, 20-04-2018)

El PIB per cápita español de poder adquisitivo cerró el año pasado en 38.286 dólares
España ha superado por primera vez a Italia en PIB per cápita medido por la capacidad adquisitiva, según los cálculos facilitados este jueves por el Fondo Monetario Internacional (FMI). De acuerdo con estas cifras, los españoles obtuvieron en 2017 un PIB per cápita de 38.255 dólares, frente a los 38.140 dólares de los italianos.

Este dato constituye una evidencia más de los caminos divergentes que han tomado ambas economías durante los últimos años. España encadena tres años consecutivos de crecimientos por encima del 3%, y ha restablecido los niveles perdidos con la crisis. Según las predicciones del FMI, en 2018 también adelantará a Nueva Zelanda para colocarse en el puesto 34 de un ránking liderado por Qatar, Macao y Luxemburgo. Por el contrario, Italia todavía no ha logrado recuperarse de la caída provocada por la Gran Recesión. Casi ocho años después del inicio de la crisis del euro, Bruselas todavía reclama a Roma reformas que no se producen.

Dicho esto, las cifras de Eurostat, la agencia estadística europea, no recogen esa misma realidad que proyecta el Fondo. Ni en PIB per cápita, ni en PIB per cápita ajustado según la capacidad adquisitiva. Este último indicador trata de eliminar las distorsiones que causan las variaciones de precios de un país a otro.

En PIB per cápita, España se sitúa en 24.500 euros por habitante frente a los 26.300 de Italia con datos de 2017. En PIB per cápita por capacidad de compra, los españoles registran en 2016 un 92% respecto a la base 100 que supone la media de la Unión Europea, frente al 97% de los italianos y el 106% de la media de la zona euro. Los alemanes alcanzan el 123%, y los franceses el 104%. Es decir, aún restan varios años para coger a los italianos. Y todavía más para ponerse en los niveles de la cabeza de Europa.

A finales de 2007, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ya proclamó el sorpasso de España a Italia. Según los datos entonces recabados por Eurostat, los españoles adelantaban por primera vez a los italianos en PIB per cápita ajustado por poder de compra. España escalaba hasta el 105% de la media comunitaria, mientras que Italia caía al 103%. En el pico de la burbuja inmobiliaria vivida en la Piel de Toro, la economía española batía a la transalpina, estancada desde finales de los noventa. El Ejecutivo de Zapatero utilizó este hecho para vender que por fin se había convergido de verdad con la UE, después de 21 años como miembro.

Sin embargo, poco después la Gran Recesión pasó factura. Y las cifras españolas de PIB fueron a posteriori corregidas con fuerza a la baja. Una vez aplicados esos ajustes sobre las estadísticas de 2006 y 2007, España nunca logró el hito de rebasar a Italia, según se refleja ahora en los números de Eurostat. En el momento que estuvo más cerca, allá por 2007, España se anotó un 103% de la media comunitaria, cuatro puntos por debajo del 107% de Italia.
(Expansión, 20-04-2018)

Rajoy ve un ejemplo de confianza que el FMI mejore el crecimiento de España
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, considera un ejemplo de la confianza internacional en España el hecho de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) haya mejorado las previsiones de crecimiento económico de España. Rajoy, en un acto sobre infraestructuras que ha presidido en Albacete, se ha referido de esta forma a la decisión adoptada esta semana por el FMI de elevar sus previsiones de crecimiento para España hasta el 2,8 % para este año, cuatro décimas más que lo que calculaba en enero, y hasta el 2,2 % para 2019, una décima por encima.

Cree que eso es así porque se ha demostrado que el país es capaz de transformar la recesión en recuperación y la destrucción de empleo en una pujante creación de puestos de trabajo. Ha sido entonces cuando ha considerado que el último ejemplo de confianza internacional lo acaba de dar el FMI al subir en cuatro décimas su previsión de crecimiento económico para España en 2018."Crecemos y somos fiables porque la sociedad española jamás se rinde y porque la política económica que hemos aplicado para salir de la crisis es sólida y solvente. Es creíble y equilibrada", ha precisado.
(El País, 20-04-2018)

Los españoles viajaron un 6,5% más en 2017 y gastaron 228 euros de media
Los españoles aprovecharon el 2017 para viajar, según muestran los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicados este jueves. Así, el año pasado los residentes españoles viajaron un 6,5% más frente a 2016, hasta los 193,6 millones de desplazamientos. El gasto total superó los 44.200 millones de euros, un 6,9% más que el año anterior, elevando el gasto medio por persona por viaje a 228,4 euros y el diario a 55,2 euros.

Los viajes dentro de las fronteras españolas supusieron el 91,1% del total, frente al 8,9% que se realizaron al extranjero. Así, el 82,4% de las pernoctaciones se realizaron dentro del país, lo que supone el 67,7% del gasto total, 29.957 millones de euros. El gasto medio por turista fue de 45 euros diarios.

En cuanto a los destinos más visitados, lidera Andalucía, con 32,5 millones de visitas, el 16,8% del total. Le sigue Cataluña con 25,2 millones de viajes y el 13%; y la Comunidad Valenciana con un 9,6%. Por el contrario, los que recibieron menos viajeros fueron La Rioja, con 1,7 millones de desplazamientos registrados (un 0,9%); Navarra, con 2,9 millones y un 1,5%; y las islas Baleares con un 1,7%. La duración media de los viajes fue de unos cuatro días.

Los gastos diarios más elevados se registraron en la Comunidad de Madrid, donde los turistas se dejaron de media 72,1 euros, le siguió Baleares, con 67 euros; Cantabria con 64 y Galicia con 61 euros. Los destinos donde los viajeros gastaron menos dinero fueron la Región de Murcia, con 48 euros diarios de media; Castilla-La Mancha con 49 y Aragón (50 euros).

A la hora de hospedarse en los viajes de interior, el 45,1% (79,5 millones) lo hizo en casa de familiares y el 20,7% en una vivienda en propiedad. En el caso de los hoteles, se registró el 19,3%, (34 millones), siete décimas por debajo que en 2016.

Respecto a los viajes al extranjero, aunque fueron menos que los de interior —solo el 8,9% del total— supusieron un gasto medio más elevado, de 101,1 euros diarios, el 32,3% del total. El gasto medio por persona durante el viaje fue de 825,7 euros, por debajo de los 841,2 euros de 2016. Esta cifra se explica porque además de que es más caro viajar al extranjero, la duración media de estos viajes fue de ocho días, el doble que la de los viajes de interior. Estos destinos registraron el 17,6% de las pernoctaciones.
(La Vanguardia, 20-04-2018)

Sector

Los despachos de abogados se enfrentan al reto de captar clientes
Uno de los grandes desafíos a los que se enfrenta el sector de la abogacía es el asumir que la propia marca ya no basta para atraer a los clientes y que la firma (o el propio abogado) debe adoptar un papel activo en la venta de servicios jurídicos. Precisamente, cómo lograr que estructuras tradicionalmente tan conservadoras como los bufetes se impregnen de este nuevo paradigma y cuál es la mejor estrategia para llevarlo a cabo fueron las dos grandes líneas de debate sobre la que giró la jornada ¿Cómo hacer desarrollo de negocio en las firmas de abogados?, celebrada ayer en Madrid.

“A los profesionales les han cambiado las reglas de juego en mitad de la partida; ahora el abogado tiene que salir de sus papeles e irse a buscar clientes, y eso le saca de su zona de confort”, advirtió la moderadora de la mesa, Eugenia Navarro, profesora de Estrategia y Marketing Jurídico de Esade (organizadora del evento en colaboración con Wolters Kluwer).

En esta misma línea, Fernando Bazán, socio de Deloitte Legal, subrayó que, si bien hace diez años las firmas se valían de su prestigio para atraer al cliente, esa situación ha cambiado. “Ir y decir: ‘Contrátame porque soy rubio, con ojos azules y lo hago muy bien’ ya no sirve; hay que saber vender”, aseveró.

La clave, según Almudena Rodríguez, directora de desarrollo de negocio de Uría Menéndez, está en “entender al cliente” y enfocar el trabajo poniéndolo a él en el centro. Algo que implica, entre otras tareas, conocer sus preocupaciones y expectativas, entender el sector en el que se mueve o saber qué servicios requiere. A su juicio, “tiene que ganar peso la filosofía y la convicción de que los despachos son una empresa”.

La labor de los departamentos dedicados a esta tarea, no obstante, no resulta sencilla, tal y como describió Miguel Verger, marketing & business development manager de Linklaters. “Somos áreas muy jóvenes, por eso a veces se confunde lo que es el desarrollo de negocio, el marketing o la comunicación” y, por ello, parte de su misión consiste en “convencer de que podemos aportar valor añadido”.

¿Qué pueden aportar los departamentos de desarrollo de negocio a los abogados? Verger planteó tres materias en las que pueden resultar determinantes: conocimiento del mercado, información sobre el cliente y sus necesidades, y la estrategia a seguir para diferenciarse de los competidores. En este sentido, Rodríguez apostó por “elevar el perfil profesional” de los empleados de estos departamentos. “No vale con ser dispuesto o espabilado. Es una profesión técnica y hay que prepararse: conocer los mercados y el sector, tener formación jurídica, saber aportar valor y medir el retorno de lo que haces”, expuso.

No obstante, para Bazán, la formación en esta materia debe trasladarse a los propios abogados “desde el minuto uno en que entran en la firma”. La clave, en su opinión, pasa por entender que la abogacía ha dejado de ser una “profesión” para convertirse en “un negocio”; una idea que debe integrarse en “la cultura” de las organizaciones.

Los ponentes también insistieron en la necesidad de que, en el seno de las firmas, la actuación de los socios y abogados responda a una estrategia conjunta, y no que cada uno “haga la guerra por su cuenta”.
(Cinco Días, 20-04-2018)

 
 
 
 
  Seu Col·legial
  Pl. Urquinaona, 6. 6ª planta Delegació Girona Delegació Lleida  
  08010 Barcelona C/ Santa Eugènia 11, 1r B Avinguda Joana Raspall 6, 1r  
  Tel. 93 317 06 86 17005 Girona 25002 Lleida  
  Fax 93 301 37 87 Tel.: 972 22 37 01 Tel.: 973 28 81 37  
  colcatalunya@gestors.cat gestors.girona@gestors.cat gestors.lleida@gestors.cat  
 
 
Nota legal:
Contestant aquest email no obtindreu resposta. Si desitgeu contactar amb nosaltres, podeu trametre un correu electrònic amb els vostres dubtes i/o suggeriments a sac@gestors.cat.
D’acord amb el que disposa el Reglament (UE) 2016/679 de 27 d’ abril de 2016 (RGPD) la Llei Orgànica 3/2018, de 5 de desembre, de protecció de dades personals i garantia dels drets digitals i resta de normativa legal vigent en matèria de protecció de dades, els informem que les dades que figuren en la present comunicació són objecte de tractament per part del COL·LEGI OFICIAL DE GESTORS ADMINISTRATIUS DE CATALUNYA. Aquestes dades seran utilitzades exclusivament per a l’enviament de comunicacions que poden ser del seu interès. Aquestes dades no es cediran a tercers, excepte per obligació legal, i es mantindran mentre no en sol·liciti la seva cancel·lació i/o oposició. La present comunicació s’envia sota l’empara de la Llei 34/2002, de Serveis de la Societat de la Informació i del Comerç Electrònic. Si desitja deixar de rebre les nostres comunicacions comercials, revocar el seu consentiment o exercir els drets d’accés, rectificació, portabilitat, oposició, limitació o cancel·lació, pot sol·licitar, en qualsevol moment, enviant un correu electrònic a l’adreça dpo@gestors.cat indicant a l’assumpte "Baixa comunicacions comercials", o comunicant-ho per escrit, sempre indicant les seves dades personals a Plaça Urquinaona núm. 6, 6a planta, Barcelona. Si considera que el tractament de dades personals no s’ajusta a la normativa vigent, pot presentar una reclamació davant l’Autoritat de control (www.agpd.es).