Per poder veure correctament aquest missatge faci click aquí
cabecera
 
 

NOVETATS LEGISLATIVES DEL BOE DEL 21 AL 23 D’ABRIL DE 2018

Mercantil, Civil i Administratiu

Ordenación de los Transportes Terrestres, en materia de arrendamiento de vehículos con conductor
Real Decreto-ley 3/2018, de 20 de abril, por el que se modifica la Ley 16/1987, de 30 de julio, de Ordenación de los Transportes Terrestres, en materia de arrendamiento de vehículos con conductor.
(BOE, 21-04-2018)

Euro
Resolución de 20 de abril de 2018, del Banco de España, por la que se publican los cambios del euro correspondientes al día 20 de abril de 2018, publicados por el Banco Central Europeo, que tendrán la consideración de cambios oficiales, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 36 de la Ley 46/1998, de 17 de diciembre, sobre la Introducción del Euro.
(BOE, 21-04-2018)

http://www.boe.es/boe/dias/2018/04/23/
http://www.boe.es/boe/dias/2018/04/23/index.php?d=98&s=3
http://www.boe.es/boe/dias/2018/04/21/
http://www.boe.es/boe/dias/2018/04/21/index.php?d=97&s=3

RECULL DE PREMSA DEL 21 AL 23 D’ABRIL DE 2018

Fiscal

El coste de los intereses de la deuda caerá este año el 15%
El coste de los intereses de la deuda caerá este año un 15%, hasta 25.800 millones de euros, según cálculos efectuados por el supervisor de las cuentas españolas, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF). Se trata de su nivel más bajo desde el 2010, cuando se desató la crisis griega que más tarde contagió a nuestro país, y baja un 22% desde los máximos del año 2014, cuando el Estado tuvo que pagar más de 33.000 millones de euros por este capítulo.

Pese a que la partida sigue siendo la segunda más cuantiosa de los Presupuestos Generales del Estado -tras la dedicada a pensiones, que supera los 144.000 millones-, la reducción es la más intensa de los últimos ejercicios gracias a dos factores. Uno, la recuperación de la confianza internacional en España, reflejada en la mejora de nota que le han otorgado las cuatro grandes agencias de calificación en los últimos tiempos -Standard &Poor's y Fitch, de hecho, han vuelto a colocar al país en la zona A, equivalente a notable-.

Dos, las políticas de estímulos del Banco Central Europeo (BCE), que siguen presionando a la baja los tipos de interés y ayudan nuestras finanzas por séptimo año consecutivo. El cambio de tendencia se produjo en 2012, meses después del rescate a la banca española, cuando Mario Draghi aseveró que haría "todo lo posible" por salvar al euro, y prosiguió con el programa de compra de activos.

El Tesoro Público sigue emitiendo deuda sin ningún tipo de problema mientras logra lo impensable: financiarse en negativo -cobrando por ello- en subastas a corto y medio plazo, de hasta tres años. Esta cuestión resultaba una utopía hace ahora un lustro, cuando desde España apreciábamos como exótico que Alemania, máximo exponente europeo de la solvencia, sacaba alguna emisión a tipos por debajo de cero.

El bono a 10 años, valor de referencia en los mercados, cotiza en niveles históricamente bajos, por debajo del 1,3%, pese al repunte de los últimos quince días. Esa barrera contrasta con la que se aplicaba en los días posteriores al referéndum del 1-O, del 1,8%; y aún más con las reflejadas durante lo más duro de la crisis, casi siempre por encima del 5% y, en días puntuales, incluso sobre el 6% y el 7%. El récord se produjo en julio de 2012, cuando llegó a cotizar al 7,48%, un nivel calificado de insostenible.

Que el coste de la deuda se reduzca por quinto año consecutivo no deja de ser paradójico en un momento en el que el volumen de pasivo no deja de aumentar. El año pasado cerró en 1,144 billones de euros, el mayor nivel de la historia, según los datos del Banco de España, y se aupará al menos hasta los 1,17 billones en 2018 por efecto del préstamo de las pensiones y los fondos de financiación para comunidades autónomas.

Tal vez, y por efecto del crecimiento de la deuda por el que el Gobierno recibe rapapolvos de la UE y el FMI, el Ministerio de Hacienda ha sido extremadamente prudente a la hora de presupuestar la partida de intereses. Es algo que ha sucedido durante todo el periodo de Gobierno de Mariano Rajoy.

Pero ahora, y según los datos que proporciona la AIReF, la prudencia parece excesiva. El ministro Cristóbal Montoro calcula en el proyecto de Presupuestos para 2018, un gasto en intereses de 31.541 millones, casi 5.700 millones mayor al que pronostica la entidad que preside José Luis Escrivá.

Un colchón multimillonario con el que Hacienda podrá jugar a final de año para cubrir huecos que puedan provocar la rebaja de IRPF para rentas de hasta 18.000 euros; el mayor gasto en pensiones tras las subidas de las mínimas; o la asunción, por parte del Estado, de varios peajes en quiebra.

Pese a que la bajada del coste de intereses se trata de una gran noticia, no pocas instituciones vienen alertando del problema que, para España, puede suponer la enorme factura de la deuda. Esta semana pasada, el FMI ha advertido que naciones como la nuestra deben evitar políticas procíclicas que incrementen los números rojos, ya que las economías "demasiado endeudadas" pueden terminar sufriendo las consecuencias de una futura normalización de la política monetaria. Algo muy parecido al mensaje que traslada Bruselas, que ha urgido al Gobierno a poner coto al pasivo y reducirlo mucho más rápido.
(Cinco Días, 23-04-2018)

El IEB mantiene en el 2,8% su previsión de crecimiento para España en 2018
El análisis macroeconómico, realizado por el director del MBA con especialización en Finanzas del IEB, Aurelio García del Barrio, estima que la aportación de la demanda nacional al crecimiento de este año será de 2,4 puntos porcentuales, con un crecimiento de la inversión.

Respecto al sector exterior, calcula que su aportación alcanzará los 0,4 puntos porcentuales, mientras que la tasa de paro media anual será de un 15,3%, con crecimiento de la productividad de un 0,3% este año. Asimismo, destaca que el ciclo global va a continuar expandiéndose a "buen ritmo", pero sin acelerarse más, de forma que el crecimiento económico mundial se acercará al 4% tanto este año como el que viene y todos los grandes países mantendrían su expansión.

En la zona euro, subraya que el ciclo expansivo se fortalece, pero la capacidad "ociosa" frena la recuperación de precios, mientras que los tipos permanecerán bajos tras el fin del programa de estímulos en 2018. Según el IEB, se eliminará el programa de estímulos este año si bien los tipos no empezarán a subir hasta la segunda mitad de 2019, empezando por el tipo de depósito.

Además, resalta que la inversión se apoya en unas condiciones financieras favorables y en la mejora de la rentabilidad de las empresas, y apunta que la fortaleza del euro, que podría mermar la competitividad de las exportaciones y terminar restando impulso y vigor al crecimiento, puede suponer un riesgo. En cuanto al 'Brexit', apunta que el acuerdo preliminar alcanzado con la UE para mantener el marco jurídico actual hasta diciembre 2020 representa un "balón de oxígeno" para la cotización de la libra y la economía británica.

"Una subida brusca en los tipos de interés sería perjudicial para la economía británica y la demanda interna en particular con un impacto limitado sobre la inflación cuyo aumento se explica por la debilidad de la libra que encarece las importaciones y los precios de producción", advierte.
(Expansión, 22-04-2018)

Laboral

España debería extender la vida laboral más allá de los 67 años
El economista jefe de la institución, Maurice Obstfeld, cree que, para hacer frente al descenso de la población activa, nuestro país debe incentivar la participación de la mujer en el mercado laboral y extender la vida laboral. En una entrevista concedida, Obstfeld cree que para hacer frente al descenso de la población activa (el FMI prevé que caiga por debajo del 50% en 2050), España debe incentivar la participación de la mujer en el mercado laboral y extender la vida laboral.

"Las expectativas acerca de la edad de jubilación tienen que cambiar, porque, desde el punto de vista colectivo, no es posible de otra manera. Todos dependemos fundamentalmente de sistemas que no tienen la suficiente financiación, todos dependemos de los jóvenes, y si no hay jóvenes, esto no funciona", dice. "Tenemos que hacer una transición intelectual para comprender cómo funcionan estas cosas, y tal vez eso conlleve ahorrar más cuando seamos jóvenes, o jubilarnos más tarde", añade Obstfeld, que preguntado por España destaca que su situación en la Eurozona "es estelar".

Aunque el FMI prevé que la economía crezca un 2,8% este año, considera que España debe hacer más en varios ámbitos como en el sistema bancario (reducción de mora y activos improductivos) o en el mercado laboral, donde en su opinión, existen problemas estructurales significativos.

Por último, advierte de que la deuda pública es demasiado alta, alrededor del 100 % del PIB, y eso "deja a España en una posición precaria" porque, cuando el Banco Central Europeo (BCE) suba los tipos de interés, la combinación de restricción monetaria con el menor crecimiento que pronostica el FMI, "puede poner al país en una posición peligrosa en términos de sostenibilidad fiscal", ha concluido.
(Expansión, 22-04-2018)

Empleo ultima la reforma de las prestaciones
La propuesta del Gobierno contempla la unificación del actual subsidio por desempleo y los programas del plan Prepara, el Programa de Activación por el Empleo (PAE) y la Renta Activa de Inserción (RAI) en esta nueva RED que estaría dentro de la Seguridad Social. El Ministerio de Empleo está ultimando con urgencia la reordenación del sistema de protección por desempleo y la creación de una nueva Renta Complementaria de Desempleo (RED) que sustituya las prestaciones actuales, pero no tiene de momento el apoyo ni de las comunidades autónomas ni de los agentes sociales.

La propuesta del Gobierno contempla la unificación del actual subsidio por desempleo y los programas del plan Prepara, el Programa de Activación por el Empleo (PAE) y la Renta Activa de Inserción (RAI) en esta nueva RED que estaría dentro de la Seguridad Social. A esta ayuda, de 430 euros mensuales, podrán optar los desempleados que hayan agotado o no tengan derecho a la prestación contributiva y su duración oscila entre los cuatro meses y los seis años dependiendo de las circunstancias familiares y la edad.

El plazo para alcanzar un acuerdo concluye el próximo 30 de abril, cuando decae la prórroga que se dieron Gobierno y comunidades para acatar sendas sentencias del Tribunal Constitucional que señalaban que la gestión de estas ayudas eran competencia autonómica y no estatal. Según los cálculos realizados por los sindicatos, la sustitución de las actuales prestaciones asistenciales por la nueva RED implica una pérdida de la cobertura que puede alcanzar hasta los 42 meses en el peor de los casos.

La propuesta del Gobierno conlleva un descenso general de entre 1 y 3 meses para los subsidios a los que se accede tras haber agotado la prestación contributiva, siempre que se tengan responsabilidades familiares, ya que, de no ser así, la pérdida es superior (entre 9 y 28 meses menos). No obstante, la pérdida asciende hasta a 42 meses para quienes no han cotizado lo suficiente para optar a una prestación contributiva y tienen más de 45 años y responsabilidades familiares.

En estos casos, actualmente pueden percibir una ayuda durante un total de 66 meses -sumando el subsidio, el Prepara, el plan de activación por el empleo (PAE) y la renta activa de inserción (RAI)-, mientras que con la propuesta del Gobierno sólo podrán acceder a un subsidio durante 24 meses.
(El Mundo, 22-04-2018)

El 50% de españoles se ven capaces de emprender
El 50% de la población se ve capacitada para emprender, pero sólo un 8% considera que es buen momento para hacerlo, según el Estudio Global de Emprendimiento Amway. Según este informe el 50% de la población en nuestro país se considera capaz de desarrollar una idea de negocio. Un dato que es superior a la media europea, en donde un 47% afirma pensar de este modo.

Sin embargo, el mismo informe revela un freno a estos ímpetus emprendedores, derivado de la situación económica. Como decíamos, la mitad de la población se ve capacitada. Pero sólo un 8% cree que es buen momento para montar un negocio. El dato, contrasta con la media continental, en donde un 29% de los europeos sí considera que sea un buen momento para emprender.

El informe trata de descubrir en qué áreas consideran los españoles que es necesario recibir más apoyo, dentro de las diferentes acciones que facilitan la puesta en marcha de un nuevo negocio. El 26% de los encuestados considera que es indispensable recibir más apoyo a la hora de conseguir financiación. El 18% considera que es necesario más apoyo en la puesta en marcha de una idea de negocio, mientras que el 16% asegura que se deberían aportar más ayudas para identificar clientes y promocionar los productos y servicios.

Entre los hándicaps de los emprendedores se encuentra en primer lugar el miedo al fracaso. No obstante, un 42% de los españoles se ve dispuesto a correr el riesgo de fracasar. Este dato es similar al registrado a nivel europeo, donde un 41% de los emprendedores sí que correría ese riesgo. Por países, solo un 19% de los alemanes estarían dispuestos a ellos, frente a un 33% de ingleses y un 35% de los franceses.
(Cinco Días, 21-04-2018)

La brecha salarial aumenta
El aumento de la desigualdad retributiva el pasado curso se debió a las notables diferencias en el crecimiento de los sueldos en función del rango del trabajador. En el conjunto de las sociedades cotizadas (hay datos de 107 de ellas), los miembros de los consejos de administración ganaron de media 400.621 euros, un 21,36% más que en 2016. Por su parte, los altos directivos vieron aumentar su nómina un 2,95%, hasta una media de 586.128 euros. Estas alegrías en materia de retribución, sin embargo, no acaban de llegar al resto de trabajadores. El gasto medio por empleado en los grupos cotizados —partida que incluye el sueldo, las cotizaciones sociales y la aportación a los planes de pensiones— fue de 45.272 euros en 2017, solo un 0,81% superior al de un año antes.

Las compañías españolas cotizadas tenían a 31 de diciembre de 2017,1.062 consejeros ejecutivos y miembros de la alta dirección con contratos blindados, según los Informes de Gobierno Corporativo remitidos al supervisor bursátil. El número de paracaídas dorados, como se conoce en la jerga a estas cláusulas, habían aumentado un 4,83% con respecto al cierre del ejercicio 2016. Este incremento, sin embargo, se debe fundamentalmente al efecto de la fusión entre Siemens y Gamesa, que disparan el número de blindajes en la empresa resultante. Sin contar con el grupo eólico, el número de blindajes en el mercado habría descendido un 5,95%.

Las grandes empresas, aquellas incluidas en el Ibex 35, acaparan el 76,8% de los paracaídas de la Bolsa. Las compañías con más ejecutivos con estos mecanismos indemnizatorios en sus contratos son Repsol (241), Siemens Gamesa (131), Grifols (73) y BBVA (60). La Comisión Europea y el Código de Buen Gobierno piden que se limiten las indemnizaciones por despido a un máximo de dos anualidades, pero aún hay varios directivos con blindajes más amplios, como el presidente de Iberdrola (tres anualidades).

La mejora de los ingresos en las cúpulas empresariales se debió a la actualización de la parte fija del salario y, sobre todo, al cobro de diferentes bonus y, en algunos casos, de sustanciosas indemnizaciones. La evolución retributiva, en todo caso, no fue homogénea. Los consejos de las grandes empresas vieron aumentar sus emolumentos en un 13,9%, mientras que la subida en los órganos de administración de las medianas y pequeñas sociedades cotizadas fue del 5,3%. En el caso de la alta dirección, las nóminas aumentaron un 3,7% dentro del Ibex 35, por un 5,3% en el resto de cotizadas.

Un consejero ejecutivo del índice selectivo ganó de media 3,07 millones —sin contar la aportación al plan de jubilación—, mientras que el resto de consejeros (dominicales e independientes) recibieron 167.012 euros. Fuera del Ibex, los consejeros ejecutivos ingresaron 1,13 millones de euros en promedio y el resto de categorías de administradores ganaron 81.835 euros. En el caso de la alta dirección, el sueldo medio en el Ibex ascendió a 938.026 euros por 308.418 euros entre los directivos de los grupos medianos y pequeños.

En otras latitudes, sobre todo en los países anglosajones, el pago en acciones y opciones sobre acciones está muy extendido con el fin de alinear los intereses de los ejecutivos con la evolución bursátil de la compañía en el medio plazo. En España se aprecia una leve tendencia hacia ese objetivo, pero el salario en efectivo (fijo o variable) sigue siendo el rey indiscutible de las nóminas de los directivos. En 2017 el sueldo en metálico supuso el 74,02% del total de la masa salarial de las empresas cotizadas, frente a la ponderación del 78,17% que tenía en 2016. El segundo componente con más peso en los paquetes retributivos fue el pago en acciones, con una contribución del 14,74% sobre el total (en 2016 fue del 11,05%), seguido por la aportación a los planes de pensiones que pasan a representar el 7,57% de la remuneración frente al 6,72% del año anterior. Las opciones sobre acciones en 2017 cayeron y solo supusieron el 4,05% del total.

En el olimpo salarial de la Bolsa española figuran los primeros espadas de las grandes empresas, aunque el pasado año también se colaron ejecutivos de compañías que no están en el Ibex 35. Es significativo el ascenso que protagonizaron en el escalafón salarial los directivos de diferentes grupos inmobiliarios (promotoras y Socimi), como ya ocurriese en los mejores tiempos de la anterior burbuja inmobiliaria.
(El País, 21-04-2018)

Mercantil, Civil i Administratiu

Las principales entidades financieras españolas presentan esta semana las cuentas correspondientes al primer trimestre
El consenso de analistas apunta que la banca española arrojará un beneficio conjunto de unos 4.300 millones de euros en el primer trimestre del año. De confirmarse estos resultados, el beneficio neto obtenido por las entidades estaría ligeramente por encima de los 4.100 millones de euros que obtuvieron en el primer trimestre de 2017. En concreto, Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Sabadell y Bankinter ganaron de forma conjunta 4.113 millones de euros entre enero y marzo del año pasado.

La primera entidad que presentará sus cuentas trimestrales esta semana será el Banco Santander, que lo hará el próximo martes, 24 de abril. Los analistas de Bloomberg calculan unos beneficios para la entidad que preside Ana Botín de unos 2.000 millones de euros, una cantidad que superaría a los 1.867 millones de euros ganados en el mismo periodo de 2017. Al Santander le seguirá el Sabadell y Bankinter, que presentan sus cuentas el jueves 26 de abril. En el caso de la entidad catalana, el consenso del mercado estima que obtendrá un beneficio neto de 213 millones de euros, en línea con los 216 millones ganados un año antes.

Por su parte, en el caso de Bankinter, los expertos prevén un resultado de 153 millones, por encima de los 124,4 millones de beneficio anterior. Ya el viernes 27 de abril, darán cuenta al mercado el BBVA, CaixaBank y Bankia. Para el BBVA, el mercado espera un resultado de unos 1.200 millones, para CaixaBank, de 511 millones, y para Bankia, de 221 millones. Además, está previsto que el miércoles 25 de abril, presente sus cuentas Liberbank, que según augura Renta4 Banco anunciará un beneficio neto de 19 millones de euros, lo que supondría un 41% menos que los 32 millones del primer trimestre de 2017.

Al cierre de 2017, Liberbank anunció unas pérdidas de 259 millones tras asumir un saneamiento cercano a los 600 millones. Pese a las pérdidas anuales, que se vieron afectadas por dichos saneamientos, en el cuarto trimestre de 2017 la entidad tuvo un beneficio neto de 11 millones.
(El País, 23-04-2018)

Sector

El asegurado no puede imponer un arbitraje en las pólizas de defensa jurídica
El Tribunal Constitucional (TC) ha anulado un precepto de la ley de contrato de seguro que facultaba al asegurado a someter a arbitraje cualquier diferencia sobre el contrato que pueda surgir entre él y la compañía en el ámbito del seguro de defensa jurídica. El artículo anulado disponía: “el asegurado tendrá derecho a someter a arbitraje cualquier diferencia que pueda surgir entre él y el asegurador sobre el contrato de seguro”.

La sentencia, de 11 de enero de 2018, declara inconstitucional el artículo 76 e) de la ley 50/1980, de 8 de octubre, por vulnerar el derecho a la tutela judicial efectiva de la compañía aseguradora, que garantiza el artículo 24 de la Constitución Española. Dejar en manos del cliente la sumisión arbitral de las controversias que puedan surgir a lo largo de la vida del contrato, resulta contrario, según el TC, al derecho de la compañía de acudir a los órganos jurisdiccionales para resolver el litigio.

La cuestión sobre la posible nulidad del precepto fue planteada por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). El tribunal plantea en su escrito que la disposición, ahora anulada, establece una suerte de arbitraje “imperativo” solo para una de las partes, la aseguradora, a la que se impone este cauce, impidiéndole el acceso a la vía judicial y el control jurisdiccional de la cuestión.

El precepto cuestionado fue incorporado a la ley de contrato de seguro para transponer una directiva comunitaria en el año 1990. Pero, según la fiscalía, la vigente directiva, del año 2009, no establece un sistema de arbitraje obligatorio ni exige a los Estados implantar en beneficio de los asegurados un sistema unilateral de sometimiento arbitral.

Conforme a la doctrina constitucional, el arbitraje, como solución alternativa para la resolución de conflictos, debe sustentarse en la voluntad de las dos partes del contrato, pero la previsión legal establecía un derecho exclusivo del consumidor para fijar esta vía, vulnerando los derechos de la aseguradora.
(Cinco Días, 21-04-2018)

 
 
 
 
  Seu Col·legial
  Pl. Urquinaona, 6. 6ª planta Delegació Girona Delegació Lleida  
  08010 Barcelona C/ Santa Eugènia 11, 1r B Avinguda Joana Raspall 6, 1r  
  Tel. 93 317 06 86 17005 Girona 25002 Lleida  
  Fax 93 301 37 87 Tel.: 972 22 37 01 Tel.: 973 28 81 37  
  colcatalunya@gestors.cat gestors.girona@gestors.cat gestors.lleida@gestors.cat  
 
 
Nota legal:
Contestant aquest email no obtindreu resposta. Si desitgeu contactar amb nosaltres, podeu trametre un correu electrònic amb els vostres dubtes i/o suggeriments a sac@gestors.cat.
D’acord amb el que disposa el Reglament (UE) 2016/679 de 27 d’ abril de 2016 (RGPD) la Llei Orgànica 3/2018, de 5 de desembre, de protecció de dades personals i garantia dels drets digitals i resta de normativa legal vigent en matèria de protecció de dades, els informem que les dades que figuren en la present comunicació són objecte de tractament per part del COL·LEGI OFICIAL DE GESTORS ADMINISTRATIUS DE CATALUNYA. Aquestes dades seran utilitzades exclusivament per a l’enviament de comunicacions que poden ser del seu interès. Aquestes dades no es cediran a tercers, excepte per obligació legal, i es mantindran mentre no en sol·liciti la seva cancel·lació i/o oposició. La present comunicació s’envia sota l’empara de la Llei 34/2002, de Serveis de la Societat de la Informació i del Comerç Electrònic. Si desitja deixar de rebre les nostres comunicacions comercials, revocar el seu consentiment o exercir els drets d’accés, rectificació, portabilitat, oposició, limitació o cancel·lació, pot sol·licitar, en qualsevol moment, enviant un correu electrònic a l’adreça dpo@gestors.cat indicant a l’assumpte "Baixa comunicacions comercials", o comunicant-ho per escrit, sempre indicant les seves dades personals a Plaça Urquinaona núm. 6, 6a planta, Barcelona. Si considera que el tractament de dades personals no s’ajusta a la normativa vigent, pot presentar una reclamació davant l’Autoritat de control (www.agpd.es).