Per poder veure correctament aquest missatge faci click aquí
cabecera
 
 

NOVETATS LEGISLATIVES DEL BOE DEL 4 DE MAIG DE 2018

Mercantil, Civil i Administratiu

Convenio entre España y Mauritania sobre cooperación en materia de seguridad
Convenio entre el Reino de España y la República Islámica de Mauritania sobre cooperación en materia de seguridad, hecho ad referendum en Madrid el 26 de mayo de 2015.
(BOE, 04-05-2018)

Euro
Resolución de 3 de mayo de 2018, del Banco de España, por la que se publican los cambios del euro correspondientes al día 3 de mayo de 2018, publicados por el Banco Central Europeo, que tendrán la consideración de cambios oficiales, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 36 de la Ley 46/1998, de 17 de diciembre, sobre la Introducción del Euro.
(BOE, 04-05-2018)

Tipos de referencia oficiales del mercado hipotecario
Resolución de 3 de mayo de 2018, del Banco de España, por la que se publican determinados tipos de referencia oficiales del mercado hipotecario.
(BOE, 04-05-2018)

http://www.boe.es/boe/dias/2018/05/04/
http://www.boe.es/boe/dias/2018/05/04/index.php?d=108&s=3

RECULL DE PREMSA DEL 4 DE MAIG DE 2018

Fiscal

Bruselas advierte a España de que las pensiones y el rescate de las autopistas elevarán el déficit público
La Comisión Europea teme que la subida de las pensiones, la rebaja fiscal a los salarios más bajos y el rescate de las autopistas quebradas provoque un aumento del déficit público en 2018 y 2019, según las previsiones de primavera publicadas este jueves por el comisario europeo de Economía, Pierre Moscovici.

Bruselas calcula que los números rojos cerrarán este año en el 2,6%, por encima del objetivo del 2,2% previsto en el programa de estabilidad. El deterioro podría ser incluso mayor porque las previsiones solo toman en cuenta la revalorización de las pensiones más bajas y todavía no computan el acuerdo del gobierno de Mariano Rajoy y el PNV para revalorizar la paga de todos los pensionistas.

Aun así, las cifras de la CE apuntan a que el déficit permanecerá claramente por debajo del límite del 3% del Pacto de Estabilidad, tanto este año como en 2019 (1,9%), lo que podría permitir a Bruselas cerrar el procedimiento de déficit excesivo contra España, el único país que seguirá expedientado tras la próxima salida de Francia.

El propio Moscovici ha restado importancia a la desviación del déficit y se muestra convencido de que España saldrá del procedimiento disciplinario según el calendario previsto (en 2019), aunque recuerda que "una vez por debajo del 3%, se deben respetar las normas en materia de déficit estructural".

Por lo demás, la Comisión Europea pinta un panorama color de rosa, con la economía española creciendo en 2017, por tercer año consecutivo, por encima de la media de la zona euro (3,1% frente a 2,4%). Y la tendencia se mantendrá en los próximos ejercicios.

Bruselas revisa tres décimas al alza la previsión de crecimiento de la economía española en 2018 y 2019, hasta el 2,9% y el 2,4% respectivamente. La CE confía en la buena marcha de España, gracias al consumo interno, el incremento de las exportaciones y el aumento de la inversión, incluida la del sector de la construcción, que podría rebotar con fuerza a partir de este año.

El organismo comunitario sigue minimizando el impacto económico del conflicto en Cataluña, la comunidad autónoma con mayor PIB de España, que lleva seis meses sin gobierno autonómico e intervenida por el Gobierno central. "Las consecuencias de los acontecimientos en Cataluña son hasta ahora muy limitadas y el PIB [español] creció un 0,7% tanto en el tercer trimestre de 2017 [atentados en Cataluña] como en el cuarto [período de la aplicación del artículo 155 y de las elecciones autonómicas]".

La Comisión también augura que se mantendrá a buen ritmo la creación de empleo, aunque a un ritmo moderado (2,6% este año y 2,3% en 2019). Bruselas calcula que la tasa de paro caerá por debajo del 14% el año que viene, el umbral más bajo desde el inicio de la crisis en 2008.
(El País, 04-05-2018)

Laboral

El paro bajó en abril en 86.683 personas y la afiliación subió en 176.373
El pasado mes de abril confirmó la recuperación del empleo iniciada en marzo, el mes que suele marcar el inicio de la temporada buena para el mercado laboral español. Pese al efecto de la Semana Santa, que este año se celebró en marzo y el pasado en abril, el mes pasado el paro registró una bajada de 86.683 personas, hasta situarse en 3.335.868, la cifra más baja desde enero de 2009. Por el otro lado, la Seguridad Social incorporó 176.373 afiliados, hasta un total de 18.678.461, un 3,7% más que hace un año y el nivel más bajo desde noviembre de 2008.

El paro baja tradicionalmente en abril. Desde 2007, sólo 2008 y 2009, los años más duros de la crisis, registraron aumentos del paro en ese mes, según los datos del Ministerio de Empleo. No obstante, la caída de este año es la segunda menos abultada de los últimos cinco años, los de la recuperación económica. Sólo en 2016, con 83.599 parados menos, la rebaja del paro fue menor que la del mes pasado. En 2017, la rebaja fue de 129.281 personas.

En cuanto a la afiliación, el régimen general, al que están adscritos la inmensa mayoría de los trabajadores, registró 158.064 nuevos cotizantes, de los que casi la mitad, 73.314, fueron a parar al sector de hostelería, que con la Semana Santa inaugura la temporada alta del turismo. Construcción sumó 12.933 afiliados, las Actividades Administrativas otros 12.897 y el comercio casi 11.000. Solo cayó en la Administración Pública, que perdió 1.043 afiliados, y Actividades Financieras y Seguros.
(Amado Consultores, 04-05-2018)

En el primer trimestre del año se han realizado 194.617 conversiones de contratos temporales en indefinidos
Es una cifra algo inferior a las 346.062 contrataciones fijas iniciales que se produjeron también entre enero y marzo pasados. Pero, aun así, demuestra que el uso de la contratación temporal como instrumento de entrada al mercado laboral permanente es elevado. Además, la contratación indefinida, a pesar de representar ahora poco más que el 10% de todos los nuevos contratos que se firman, lleva varios trimestres creciendo el doble que la contratación temporal.

Sin embargo, pese a la mejora de la contratación indefinida, este tipo de conversiones de temporales en fijos se están usando ahora menos que hace diez años. En el primer trimestre de 2008, cuando la crisis económica empezaba a dar sus primeros síntomas, pero el nivel de empleo era aún superior al actual, se realizaron 222.876 conversiones de temporales en fijos, lo que representa un 12,6% más que en los tres primeros meses de 2018.

No obstante, hay un colectivo en el que sí se han disparado estas conversiones en comparación con hace diez años: el de trabajadores mayores de 45 años. En este caso, en el primer trimestre de este año se han realizado 44.056 conversiones, un 70% más que las realizadas a este colectivo en el primer trimestre de 2008. Solo en el último año, este tipo de contratación ha crecido un 22%.

De esta forma, las conversiones de los mayores de 45 años suponen ya el 22% del total de transformaciones de eventuales en fijos, en doble que hace 10 años, cuando representaban el 11,7%. Es más, este aumento de las conversiones se ha registrado prácticamente solo entre los mayores de 45 años; y especialmente entre los de 50 y 54 años y aquellos de 55 y 59 años, que han duplicado estas transformaciones de contrato en ambos casos.

De hecho, si se elimina de la comparación de lo que ocurría en 2008 a los mayores, el descenso de las conversiones comparadas con hace diez años sería aún mayor, del 23,5%. Así lo ha puesto de manifiesto el análisis de estos datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) elaborado por Randstad, en el que también destacan que este aumento de las conversiones en el colectivo de mayores se ha registrado tanto en todos los sectores como en todas las regiones. Si bien es cierto que con diferente intensidad.

Así, por ejemplo, si se compara con las conversiones realizadas a estos trabajadores hace un año, Murcia y Navarra fueron las comunidades donde más crecieron, un 52% y 51% respectivamente. Mientras que los incrementos que se produjeron en Madrid (del 5%) o en Castilla La Mancha (11%) fueron mucho más modestos.
(Cinco Días, 04-05-2018)

Mercantil, Civil i Administratiu

La confianza del consumidor sube
La confianza del consumidor subió 1,3 puntos en abril en relación al mes anterior, hasta situarse en 99,9 puntos, debido a la mejor valoración que hacen los ciudadanos de la situación actual y al mantenimiento de sus expectativas, según los datos publicados este jueves por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Con el repunte de abril, la confianza de los consumidores pone fin a una racha de tres meses consecutivos de descensos que llevaron al indicador a su nivel más bajo desde febrero de 2017.

Aunque ya roza los 100 puntos, la confianza de los consumidores encadena tres meses por debajo de esta cifra. Por encima de la misma, la percepción de los consumidores se considera positiva, mientras que por debajo se entiende como negativa. De los dos indicadores que componen el índice de la confianza del consumidor, el de situación actual fue el único que registró avances en abril, ya que el de expectativas se mantuvo sin cambios respecto a marzo, anclado en los 107,2 puntos.

El indicador de situación actual aumentó 2,6 puntos en el cuarto mes del año, situándose en 92,7 puntos, como consecuencia del comportamiento positivo de sus tres componentes (situación económica general, valoración del mercado laboral y situación de los hogares).
(Cinco Días, 04-05-2018)

El Tesoro apura la mejora de ‘rating’ y coloca deuda a 50 años y ligada a la inflación
El Tesoro ha realizado una subasta de deuda a largo plazo, en distintas emisiones a varios plazos incluyendo un bono ligado a la inflación, en la que ha captado un total de 4.497 millones de euros, tras registrar una demanda que ha duplicado en 2,3 veces la oferta. La colocación ha puesto de manifiesto el interés de los inversores por la deuda ligada a la inflación, en el momento actual de tendencia al alza de precios y subida de tipos de interés en el medio plazo, y el repunte registrado recientemente por el bono a 10 años, que ha encarecido la colocación del bono a ese plazo.

Así, el Tesoro ha emitido un bono a una década por un volumen de 1.317,11 millones de euros que ha registrado una demanda de 2.642,11 millones. Se ha colocado a un tipo marginal del 1,295%, frente al 1,255% de la anterior subasta del 19 de abril, cuando era mucho más patente el efecto positivo que ha provocado la mejora de rating por parte de las tres grandes agencias de calificación, la última de ellas la realizada por Moody’s el pasado 13 de abril.

La afluencia de inversores que motivaron esas mejoras de rating, en especial por el hecho de que ya hubiera más de una agencia que califica a España con grado A, se ha suavizado dando lugar a alzas de rentabilidad del bono en el mercado secundario, en línea con el conjunto de la deuda soberana europea, que han encarecido la subasta.

El Tesoro ha emitido también 690 millones de euros en bonos a cinco años ligados a la inflación al -1,551%, mínimo histórico. En la anterior subasta, del pasado 7 de diciembre, el tipo se sitúo en el -1,166%.

El Tesoro también ha colocado 1.100 millones a un plazo de 50 años y a un tipo marginal del 2,674%. Se trata de un nuevo mínimo histórico (el anterior data de octubre de 2016) y se sitúa muy por debajo del 3,195% de la anterior subasta a este plazo celebrada el 16 de noviembre de 2017.Por último, ha emitido un bono a tres años por importe de 1.390 millones de euros y a un tipo marginal del -0,138%, ligeramente por encima del -0,219% de la anterior subasta del pasado 5 de abril.

Fuentes del Tesoro aseguran que con estas subastas se ha producido “Una rebaja notable del coste de financiación a más largo plazo”. Con datos a 30 abril, y excluyendo las emisiones de hoy, el coste medio del stock de deuda se sitúa en un mínimo histórico del 2,53%, mientras que la vida media del mismo alcanza un máximo de 7,52 años.
(Expansión, 04-05-2018)

El Banco de España vigila la evolución de la actividad de crédito al consumo
En los últimos años los bancos han encontrado en este segmento de negocio un filón para elevar sus ingresos. El tipo de interés de los nuevos préstamos al consumo supera el 8% de media y lógicamente deja unos márgenes que superan de largo los hipotecarios, más aún con el euribor anclado en terreno negativo desde 2016. El crédito al consumo crece de forma ininterrumpida desde hace dos años, frente a la caída generalizada en el resto de segmentos.

Aumenta a un ritmo interanual del 15% y mueve 58.000 millones de euros, lo que supone el 4,8% del total del crédito total al sector privado. Pero este tipo de préstamo es más problemático para las entidades, pues tienen menores garantías de pago. "En este segmento de negocio, las garantías juegan un papel menor, por lo que la evolución de esta cartera y su morosidad tendrán que analizarse con atención en los próximos trimestres", según apunta Banco de España en su último informe sobre estabilidad financiera.

La morosidad de estos préstamos ha mejorado en los últimos tres años: ha pasado del 7,7% en 2014 al 5,2% en 2017. Esta buena tendencia no hace bajar la guardia al Banco de España, ya que lo achaca al "significativo" crecimiento de esta actividad en los últimos trimestres. De hecho, desde mediados de 2015 España ha registrado tasas de crecimiento del crédito al consumo superiores a la media de la zona euro. La institución encabezada por Luis María Linde advierte en el informe sobre la presión a la baja que se mantiene en la rentabilidad de los bancos, sobre todo en España.

Y sospecha que las entidades pueden estar asumiendo mayores riesgos en busca de fuentes alternativas para sostener los márgenes. La rentabilidad media sobre fondos propios (ROE) entre las entidades españolas es del 6%, mientras que el mínimo exigido por los inversores para cubrir el coste del capital supera el 9%.
(Expansión, 04-05-2018)

La Comisión Europea advierte de que una guerra comercial puede lastrar la recuperación
La economía europea registró el crecimiento más fuerte de la década en 2017, pero el invierno no le ha sentado bien: el primer trimestre de 2018 no ha sido bueno. la debilidad de una miríada de indicadores parece indicar que la recuperación se enfría.

Los riesgos globales van claramente al alza: en especial, las medidas proteccionistas aprobadas por la Casa Blanca, que pueden acabar en una guerra comercial que haría mucho daño a Europa y su despampanante superávit exportador. Si ese riesgo se materializa, Europa podría decir adiós al periodo de bonanza más prolongado desde que arrancó la Gran Crisis. De momento, prudencia: la eurozona crecerá el 2,3% este año y el 2% en 2018, las mismas cifras que había en las anteriores previsiones, de febrero.

Los datos cuentan historias, pero los números de las previsiones de primavera son menos interesantes que los nuevos riesgos que han aparecido en el contexto geoeconómico global. En el lenguaje imposible de los economistas, "los riesgos van a la baja": hay más incertidumbre. En el caso de Europa, la salida de Reino Unido es el principal riesgo doméstico, junto con una decepcionante reforma de la eurozona, que muy probablemente no cumplirá las expectativas. Lo más preocupante, sin embargo, viene de fuera: los estímulos fiscales en Estados Unidos pueden provocar un endurecimiento de la política monetaria; ya se atisba un séptimo incremento de los tipos de interés.

El ciclo de políticas monetarias a ambos lados del Atlántico está completamente desacompasado: Draghi y los suyos mantienen aún el programa de compras de activos a todo tren, y los tipos de interés en negativo. Ese decoupling puede provocar convulsiones en los mercados: "la economía europea no sería inmune a abruptas correcciones en los mercados", dice el informe. Pero el aspecto más preocupante es la persistencia de Trump con las medidas proteccionistas: "Las tensiones comerciales es un riesgo negativo inequívoco (...) Una escalada sería muy dañina para el comercio global y la zona euro sería particularmente vulnerable", reconoce Bruselas, "en particular para las economías con grandes deudas públicas y privadas". España es una de ellas.

Más allá del PIB, la inflación no termina de aparecer: la Comisión cree que los precios seguirán en el entorno del 1,5% este año y el próximo, lejos del mandato ("por debajo pero cerca del 2%") del BCE. La tasa de desempleo cae con fuerza: cerrará el año en el 8,4%, y en 2019 bajará hasta el 7,9%, pese a que la risa va por barrios: España duplica, poco más o menos, esos números. Los déficits públicos ya no son un problema en Europa: están apenas unas décimas por encima del cero (aunque España, una vez más, sale muy mal parada en esa comparación).
(El País, 04-05-2018)

Sector

La investigación de un delito justifica el acceso a las comunicaciones electrónicas
El Abogado General del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, Henrik Saugmandsgaard Øe, ha considerado que el Derecho de la Unión no se opone a que las autoridades competentes en una investigación criminal puedan acceder a los datos personales o de filiación, en poder de los proveedores de servicios de comunicaciones electrónicas, que permitan encontrar a los supuestos autores de un delito, aunque éste no revista especial gravedad.

Así lo ha plasmado en sus conclusiones presentadas este jueves, relativas a un caso en el que la Policía Judicial española, en el marco de una investigación de un delito de robo, solicitó al Juzgado de Instrucción que les concediera acceso a los datos personales o de filiación de los usuarios de los números de teléfono activados desde el teléfono sustraído durante un período de doce días desde la fecha del robo. En ellas, ha aclarado en primer lugar, que una medida como la solicitada por la Policía Judicial constituye una injerencia en la vida privada y familiar y en el derecho a la protección de los datos personales.

Sin embargo, el Abogado General ha indicado que, se trata de una injerencia legítima puesto que la Directiva europea sobre la privacidad y las comunicaciones electrónicas, dispone una excepción al principio de confidencialidad de las comunicaciones electrónicas puede estar justificada cuando resulte necesaria, proporcionada y apropiada en favor del interés general de prevención y persecución de los delitos.

También en sus conclusiones el Abogado General ha recordado que el tribunal europeo ya estableció en las sentencias Digital Rights y Tele2, que sólo cuando la injerencia es particularmente grave las infracciones que pueden justificar una injerencia de este tipo deben ser, a su vez, de una especial gravedad. En cambio, como ha explicado, en los supuestos como el analizado en los que la injerencia es leve, ya que los datos cuya comunicación se solicita no afectan gravemente a la vida privada, los delitos que la justifican no tienen que tener una particular gravedad.

En definitiva, el Abogado General concluye que, en virtud de la directiva, la medida solicitada por la Policía Judicial en el presente caso implicaba una injerencia en los derechos fundamentales garantizados por la Directiva y por la Carta que no alcanzaba un nivel de gravedad suficiente para que dicho acceso debiera reservarse a los casos en que el delito se considere grave.
(Cinco Días, 04-05-2018)

Los notarios denuncian más de 5.000 delitos de blanqueo
Los notarios han remitido al Sepblac, el Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias, un total de 5.000 operaciones en los últimos doce años en las que han detectado indicios de delito de blanqueo de capitales. En concreto, el año pasado notificaron 544 actuaciones delictivas.

En la compra venta de viviendas, en la práctica, el notario tiene que dejar por ­escrito tanto cómo se paga la señal de la vivienda que se va a adquirir; así como el resto del importe: si se hace en efectivo, con cheque, a través de transferencia bancaria o dejar constancia de que se ha constituido una hipoteca. Pero, aun así, en ocasiones perciben indicios de que se ­trata de operaciones extrañas porque, por ejemplo, “si se quiere pagar una ­vivienda de 4 millones de euros con una sociedad creada hace un par de meses con un capital de 3.000 euros, algo raro hay detrás de esa operación” aclaran fuentes notariales.

Tras la creación en el seno del Consejo General del Notariado del Órgano Centralizado de Prevención del Blanqueo de Capitales (OCP), los notarios tienen la obligación de notificar los casos que intuyan que pueden tener delincuencia económica. Después, este organismo cruza datos y en caso de ver indicios suficientes los envía al Sepblac para que continúe la investigación. Es más, los notarios están obligados a comprobar si el precio de venta de la vivienda corresponde con los precios medios que hay operativos en la comunidad autónoma porque si se percibe precios muy inferiores a los que hay en el mercado significa que fuera de la notaría se va a pagar una parte en b. Y si el precio de la vivienda es muy alto también se puede entender que existe alguna trampa económica detrás de la operación.

Una de las ventajas de los 2.800 notarios es que sus operaciones están parametrizadas y volcadas en el índice único informatizado notarial, que cuenta con 116 millones de documentos notariales. De hecho, esta base de datos es la segunda mayor que existe en España, tras la de la Agencia Tributaria.

El OCP ha atendido desde su constitución 160.000 solicitudes de información de las autoridades. En concreto, el año pasado dio respuesta a 20.000 peticiones. Las mismas fuentes del Consejo del Notariado explican que sólo pueden solicitar datos “jueces, fiscales y policía involucrados en la lucha contra el lavado de dinero negro”.

Para las operaciones empresariales, otra herramienta fundamental con la que cuentan los notarios es la base de datos de titular real. Creada en el año 2012, su misión es identificar quién se encuentra detrás de una sociedad, un dato decisivo en la lucha contra ese tipo de delitos en los que es habitual el uso de testaferros y sociedades pantalla. De hecho, en el caso de los papeles de Panamá salieron muchas sociedades de deportistas, políticos o empresarios constituidas para evadir el pago de impuestos en la agencia tributaria española.

En esa base de datos de los notarios están acreditados los titulares reales de más de dos millones de sociedades limitadas, 117.000 sociedades anónimas y 195.000 personas jurídicas no mercantiles, como asociaciones, fundaciones o partidos políticos.
(La Vanguardia, 04-05-2018)

 
 
 
 
  Seu Col·legial
  Pl. Urquinaona, 6. 6ª planta Delegació Girona Delegació Lleida  
  08010 Barcelona C/ Santa Eugènia 11, 1r B Avinguda Joana Raspall 6, 1r  
  Tel. 93 317 06 86 17005 Girona 25002 Lleida  
  Fax 93 301 37 87 Tel.: 972 22 37 01 Tel.: 973 28 81 37  
  colcatalunya@gestors.cat gestors.girona@gestors.cat gestors.lleida@gestors.cat  
 
 
Nota legal:
Contestant aquest email no obtindreu resposta. Si desitgeu contactar amb nosaltres, podeu trametre un correu electrònic amb els vostres dubtes i/o suggeriments a sac@gestors.cat.
D’acord amb el que disposa el Reglament (UE) 2016/679 de 27 d’ abril de 2016 (RGPD) la Llei Orgànica 3/2018, de 5 de desembre, de protecció de dades personals i garantia dels drets digitals i resta de normativa legal vigent en matèria de protecció de dades, els informem que les dades que figuren en la present comunicació són objecte de tractament per part del COL·LEGI OFICIAL DE GESTORS ADMINISTRATIUS DE CATALUNYA. Aquestes dades seran utilitzades exclusivament per a l’enviament de comunicacions que poden ser del seu interès. Aquestes dades no es cediran a tercers, excepte per obligació legal, i es mantindran mentre no en sol·liciti la seva cancel·lació i/o oposició. La present comunicació s’envia sota l’empara de la Llei 34/2002, de Serveis de la Societat de la Informació i del Comerç Electrònic. Si desitja deixar de rebre les nostres comunicacions comercials, revocar el seu consentiment o exercir els drets d’accés, rectificació, portabilitat, oposició, limitació o cancel·lació, pot sol·licitar, en qualsevol moment, enviant un correu electrònic a l’adreça dpo@gestors.cat indicant a l’assumpte "Baixa comunicacions comercials", o comunicant-ho per escrit, sempre indicant les seves dades personals a Plaça Urquinaona núm. 6, 6a planta, Barcelona. Si considera que el tractament de dades personals no s’ajusta a la normativa vigent, pot presentar una reclamació davant l’Autoritat de control (www.agpd.es).