Per poder veure correctament aquest missatge faci click aquí
cabecera
 
 

 NOVETATS LEGISLATIVES DEL BOE DEL 4 AL 6 DE MAIG DE 2019

Mercantil, Civil i Administratiu

Catálogo de la Red de Carreteras del Estado
Real Decreto 299/2019, de 26 de abril, por el que se modifica el Catálogo de la Red de Carreteras del Estado.
(BOE, 06-05-2019)

Ampliación de funciones y servicios de la Administración del Estado traspasados al País Vasco en materia de carreteras
Real Decreto 314/2019, de 26 de abril, de ampliación de funciones y servicios de la Administración del Estado traspasados a la Comunidad Autónoma del País Vasco por el Real Decreto 2769/1980, de 26 de septiembre, en materia de carreteras.
(BOE, 06-05-2019)

Euro
Resolución de 3 de mayo de 2019, del Banco de España, por la que se publican los cambios del euro correspondientes al día 3 de mayo de 2019, publicados por el Banco Central Europeo, que tendrán la consideración de cambios oficiales, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 36 de la Ley 46/1998, de 17 de diciembre, sobre la Introducción del Euro.
(BOE, 04-05-2019)

https://www.boe.es/boe/dias/2019/05/06/ 
https://www.boe.es/boe/dias/2019/05/06/index.php?d=108&s=3 

https://www.boe.es/boe/dias/2019/05/04/ 
https://www.boe.es/boe/dias/2019/05/04/index.php?d=107&s=3 

 

NOVETATS LEGISLATIVES DEL BOE DEL 4 AL 6 DE MAIG DE 2019

Fiscal

En España "hay un margen para aumentar la recaudación fiscal"
La ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, ha asegurado que en España "hay un margen para aumentar la recaudación fiscal" y ha indicado que "es importante hacerlo en un momento de crecimiento económico para estar preparados de cara al futuro".

Así lo ha señalado Calviño en una visita de precampaña a Santiago, en la que ha estado acompañada por el secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero, así como por los candidatos a las alcaldías de la comarca compostelana. Allí, la ministra ha destacado que el Gobierno "quiere reducir el déficit y la deuda pública", además de "proteger el Estado de Bienestar", por lo que, a su juicio, España tiene que tener "un sistema fiscal del siglo XXI".

En este sentido, la titular del departamento de Economía ha explicado ante los medios que el Estado español tiene un porcentaje de ingresos públicos sobre el Producto Interior Bruto (PIB) "muy por debajo" de la media comunitaria, ya que España se encuentra en el entorno del 38-39%, mientras que la Unión Europea cerca del 45%.

"Queremos tener un sistema fiscal del siglo XXI, que sea progresista, que tenga una imposición sobre las actividades digitales de las grandes plataformas y por tanto garantice que no hay una competencia desleal o desigual entre aquellas grandes plataformas y sus competidores, los comercios tradicionales, que sí están pagando impuestos, salarios y contribuyendo al crecimiento económico y a la prosperidad de nuestro país", ha apostillado Calviño.

En cuanto a la situación de la industria española y gallega motivada por el cambio hacia unas compañías más 'limpias', Calviño ha insistido en que el proceso de transformación tecnológico para la transición ecológica es "absolutamente inevitable".

"España ha suscrito una serie de compromisos internacionales y por tanto tenemos que empezar a planificar ese proceso y acompañar a las industrias más afectadas, como las electrointensivas, la siderurgia, el sector energético en su conjunto, la automoción y todas aquellas personas y trabajadores que se puedan ver afectadas por la transición ecológica", ha argumentado.

De esta forma, ha valorado el trabajo realizado por el Gobierno de Pedro Sánchez en los últimos 10 meses, en los que ha firmado un acuerdo con los representantes de la minería del carbón "para garantizar esa transición justa para los trabajadores", así como un plan "estratégico" de acompañamiento para la automoción. Además, ha destacado las negociaciones del nuevo estatuto electrointensivo.

En cuanto al programa de estabilidad que el Ejecutivo central tiene que enviar cada año a Bruselas, la ministra de Economía ha asegurado que el Gobierno ya ha mandado a las instituciones europeas la actualización de dicho programa, el cual, según la normativa europea, debe incluir una programación desde 2019 a 2022 tanto con previsiones fiscales como con un cuadro macroeconómico.

"Lo que hemos hecho, debido a que se trata de un Gobierno en funciones, es mandar un programa que se llama medidas constantes, es decir, sin innovar, simplemente incluyendo aquellas medidas que ya se han adoptado o que ya son conocidas o que están previstas por parte de nuestro Ejecutivo a corto plazo", ha indicado Calviño, quien ha añadido que "no hay ninguna sorpresa ni novedad" en el documento.
(Expansión, 05-05-2019)

Hacienda ingresa 118 millones por la expedición de DNIs y los Pasaportes
El pago de las tasas de expedición del DNI y el pasaporte generó unos ingresos para la Hacienda pública de 118 millones de euros en 2018, un 5,9% más que en 2017, según el informe de recaudación de 2018 publicado por la Agencia Tributaria. La renovación del DNI implica el pago de una tasa de 12 euros, aunque es gratuito para las familias numerosas y en los casos de cambio de datos de filiación o domicilio.

En cuanto al pasaporte, su obtención y renovación tiene un coste de 30 euros, salvo para las familias numerosas, para las que es gratuito. El pasado año, la tasa por expedición del DNI y el pasaporte fue la que más recaudó, por delante del canon de aprovechamiento de aguas continentales (110 millones), las tasas consulares (93 millones) y las de reconocimientos, autorizaciones y concursos (48 millones).

El conjunto de las tasas recogidas en el informe de la Agencia Tributaria recaudaron 680 millones, un 11% menos, tras la caída de ingresos por canon de aguas, regularización catastral y telecomunicaciones.
(Expansión, 05-05-2019)

El Gobierno prevé recaudar este año 218.249 millones de euros, un 4,6% más que en 2018
Supondría marcar un máximo histórico en una situación de prórroga presupuestaria, es decir, incluso sin las nuevas medidas tributarias que se pretendían introducir en las cuentas de 2019. Las previsiones incorporadas en la Actualización del Programa de Estabilidad 2019 remitido esta semana a Bruselas explican que este "positivo comportamiento de la recaudación" se apoya en el esperado crecimiento de la remuneración de los asalariados, que supondrá mayores ingresos por IRPF y mayor consumo.

En concreto, el Ejecutivo prevé recaudar este año 86.126 millones por IRPF, un 3,9% más, un avance inferior al que correspondería a la esperada evolución de los salarios debido, entre otros factores, a la exención de tributación de la prestación de maternidad. Dentro de este impuesto, la estimación de retenciones sobre rendimientos del trabajo y actividades profesionales avanza un 5,7% y la de fondos de inversión, un 15,6%.

La recaudación prevista del impuesto de sociedades asciende a 26.063 millones, un 4,9% más, y la del IVA, a 73.712 millones, un 5% más. La previsión de ingresos de los impuestos especiales se dispara un 9,3%, hasta los 22.440 millones, impulsada por el avance del 15,6% del impuesto de hidrocarburos (a 12.963 millones) después de que la inclusión del tramo autonómico del gravamen en la tarifa estatal, aprobada en las cuentas de 2018, haya supuesto una armonización al alza.

Aunque el rechazo del proyecto presupuestario de 2019 y la convocatoria de elecciones haya hecho decaer las medidas tributarias previstas, en este ejercicio impactan algunas medidas aprobadas con anterioridad. Entre ellas figuran medidas incluidas en el presupuesto de 2018, como la reducción del IRPF para rentas bajas, la elevación del umbral de pago del gravamen especial sobre las loterías, la deducción por inversión en empresas de nueva creación o la bajada del IVA del cine.

También impacta la exención temporal del impuesto sobre la producción de energía eléctrica, la exención de tributación de las prestaciones de maternidad y paternidad o la reducción de retenciones para rendimientos de la propiedad intelectual. La previsión de recaudación recogida en el Programa de Estabilidad es inferior a la del fallido proyecto presupuestario de 2019 -227.356 millones-, en parte debido a que esta incluía el impacto de una serie de iniciativas que todavía no han podido aplicarse y que el Gobierno prevé implementar en 2020.

El propio documento enviado a Bruselas cifra en 5.654 millones de euros el impacto recaudatorio de esas medidas, entre las que destaca la limitación de exenciones y el establecimiento de una tributación efectiva mínima en el impuesto de sociedades, que permitirá ingresar 1.776 millones adicionales con este impuesto.

A esto añaden 1.200 millones por el nuevo impuesto sobre determinados servicios digitales y 850 millones por el impuesto sobre las transacciones financieras, así como 670 millones de fiscalidad verde, donde incluye la progresiva equiparación de la tributación del diésel y la gasolina.

La Actualización del Programa de Estabilidad también recoge las iniciativas puestas en marcha para analizar la eficiencia del gasto público, como parte del proceso de revisión encargado a la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF).

En concreto, este año, se evaluarán trece beneficios fiscales -de alquiler de vivienda, tributación conjunta, deducciones sociales, por donaciones o incentivos a la investigación y desarrollo-, gasto hospitalario, incentivos a la contratación e infraestructuras de transporte.
(El País, 05-05-2019)

Las grandes empresas repatriaron más dividendos en 2018 para evitar la subida de impuestos
Las grandes empresas del Ibex aceleraron la repatriación de dividendos de sus filiales extranjeras el año pasado. Trataban de escapar de la subida fiscal que planeaba el Gobierno de Pedro Sánchez en los Presupuestos de 2019, que finalmente no salieron adelante. Aunque el endurecimiento del impuesto de sociedades no llegará hasta 2020, las corporaciones españolas diseñaron sus estrategias para evitar un gran golpe tributario. Para ello, aumentaron hasta un 37,4% el pago fraccionado del impuesto de sociedades de 2018, cuando aún no se aplicaba la subida. Las cifras de Comercio Exterior también muestran el salto de los dividendos de las filiales exteriores a sus matrices españolas.

Una de las medidas estrella del Gobierno socialista de Sánchez consiste en que las grandes empresas aporten más a las arcas públicas. Para ello pretende fijar una tributación mínima del 15% para los grupos consolidados que tengan una facturación mínima de 20 millones. Junto a esto, el Ejecutivo también quiere limitar las exenciones sobre los dividendos de las filiales en el exterior al bajarlas del 100% al 95%. Esta figura pretendía evitar la doble imposición sobre los beneficios de las delegaciones de las empresas españolas en el extranjero.

En la práctica, esto supone un nuevo gravamen del 5% para las plusvalías o dividendos de filiales extranjeras. Para ilustrar la potencia de la medida basta unos datos: Las empresas declararon unos resultados contables de 198.382 millones de euros en 2016, último año con cifras detalladas disponibles. Esos resultados disminuyeron en 105.623 millones a efectos tributarios por la exención de la doble imposición. Tras aplicar otros beneficios fiscales, la base imponible —sobre la que se aplica el tipo nominal del 25%— se redujo a 94.563 millones.

Algunas empresas, pensando que tendrían que empezar a tributar por los dividendos de sus filiales a partir de 2019 comenzaron a repatriar beneficios de sus divisiones extranjeras, tal y como adelantó La Información. Así se refleja en el segundo pago fraccionado a cuenta del impuesto de sociedades, que las empresas deben abonar en octubre. Esa retención se calcula sobre el resultado contable, lo que excluye casi toda la madeja de bonificaciones y deducciones que más adelante cuando presenten la declaración sí podrán aplicarse las empresas.

Pues bien, este segundo pago fraccionado creció en los grupos consolidados un 37,4% durante el año pasado. "El crecimiento fue muy elevado, más aún si se compara con el flojo resultado del primer pago", señala la Agencia Tributaria en uno de sus informes estadísticos. "La mayor parte del incremento (cerca de 2.100 millones de los 2.563 millones en que aumentan los pagos) se debe a tan solo cinco grandes grupos consolidados que en el primer pago declararon beneficios inferiores a los del año anterior y que en el segundo declararon beneficios que suponían más del doble que en el mismo período de 2017", añade la Agencia.

En total las empresas abonaron al fisco 23.958 millones en anticipos a cuenta del impuesto de sociedades, de los cuales 13.509 millones procedían de los grupos consolidados, la mayor parte de las empresas del Ibex 35. El Banco de España llegó a advertir sobre el cambio en la planificación tributaria de grandes empresas españolas tras el anuncio de subidas de impuestos por parte del Gobierno.
(El País, 05-05-2019)

Laboral

El empleo sube en 186.785 afiliados en abril
Abril fue un buen mes para el mercado laboral. El empleo, medido con la afiliación a la Seguridad Social, aumentó en 186.785 cotizantes respecto al mes de marzo. Esto elevó la cifra total de afiliados a 19,23 millones, es el número más alto desde julio de 2008 y va acercándose al máximo histórico que el instituto público había alcanzado un año antes, según el Ministerio de Trabajo.

La Semana Santa y el comienzo de la buena etapa para el empleo también se notó en el paro registrado que se redujo en 91.518 personas en un solo mes. La cifra total quedó en 3.163.566 personas.

El dato de afiliación en abril vuelve a mostrar que el mercado laboral está resistiendo bien en este momento a los vaivenes de la economía. Su crecimiento en los últimos 12 meses se ha acelerado unas décimas. Entre abril de 2018 y abril de 2019 hay 551.901 afiliados más a la Seguridad Social, un 2,95% más que el año anterior. Este porcentaje incrementa en dos décimas porcentuales sobre el de marzo.

Por regímenes, fue el general el que protagonizó la subida con 173.542 afiliados más (1,1%), hasta situarse en 15.897.052 trabajadores. En este régimen, la afiliación creció en términos absolutos en la mayoría de los sectores de actividad, principalmente en hostelería, que sumó 85.493 ocupados. Este es una de las pruebas del efecto de la Semana Santa en el mercado laboral. También subió el empleo en el comercio (12.781) y en actividades administrativas y servicios Auxiliares (11.557).
(Cinco Días, 06-05-2019)

La digitalización trae consigo nuevos riesgos para el trabajador
En un mundo en el que los accidentes laborales y las enfermedades contraídas como consecuencia del trabajo se cobran cada día la vida de 7.500 personas, garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores se ha convertido en una asignatura clave para las empresas.

La repercusión de los accidentes en el trabajo y las llamadas enfermedades profesionales van más allá del daño causado al trabajador, salpicando también a familiares y empresa. Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), los días de trabajo perdidos por motivos relacionados con la seguridad y la salud constituyen cerca del 4% del PIB mundial.

Por eso el gran reto que plantea la OIT es minimizar los daños personales y económicos lo máximo posible. Se trata de un desafío conjunto en el que, según la organización, todas las partes implicadas -Gobierno, empleadores y trabajadores- deben dar un paso al frente para seguir avanzando en este reto contra la siniestralidad, y en el que el principal protagonista es la prevención del riesgo.

Las causas de las lesiones, enfermedades y muertes dentro del entorno laboral cambian constantemente. La digitalización y las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) están impulsando una nueva era que dota de oportunidades y desafíos al ámbito de la seguridad en el trabajo.

Así los avances en tecnologías e inteligencia artificial (IA) dan pie a que, en lugar de personas, sean algunos dispositivos los que realicen los trabajos más peligrosos.

Pero en una época en la que la tecnología se ha situado como telón de fondo en la vida de las personas, a las caídas desde grandes alturas y los accidentes de tráfico durante el trabajo se suma un nuevo enemigo silencioso pero que está calando cada vez con más fuerza en el terreno laboral: La hiperconectividad.

La OIT asegura que el exceso de trabajo, que afecta a un 36% de la población, o tener la mente conectada de forma constante al teléfono móvil o al correo electrónico puede afectar a la salud mental. En este contexto, la era digital ha abierto un nuevo abanico de implicaciones negativas para el bienestar del empleado, ya que el trabajo de millones de ellos les encierra en una continua conexión a la red, percibiendo que es necesaria su disponibilidad las 24 horas del día e impidiendo así su descanso. Esto puede derivar en graves consecuencias psicosociales relacionadas con el estrés y el trabajo en solitario.

Trabajar desde casa se ha convertido en un arma de doble filo. Aunque aporta numerosas ventajas reduciendo el peligro de sufrir accidentes o dando flexibilidad a los horarios, también trae consigo una nube de riesgos que pone en jaque la delgada línea que separa la vida personal del trabajo, convirtiendo en una labor cada vez más compleja integrar el ámbito familiar en este escenario.

De esta manera, cada vez son más las empresas que invierten en seguridad y buscan aportar condiciones de trabajo seguras y saludables para sus trabajadores, haciendo hincapié en la formación del trabajador.
(Cinco Días, 05-05-2019)

El Gobierno prevé que la Seguridad Social ingresará 1.339 millones de euros más este año con el alza de SMI
El Gobierno prevé que la Seguridad Social ingrese 1.339 millones de euros más este año gracias al incremento del 22,3% del salario mínimo interprofesional (SMI) hasta los 900 euros mensuales. Según la actualización del Programa de Estabilidad remitido por el Gobierno a Bruselas, este incremento está derivado del alza de las cuotas, así como de las bases mínimas de cotización, que aumentaron al mismo ritmo que el SMI hasta situarse en 1.050 euros mensuales.

Esta aportación extra, junto a las derivadas por cambios normativos aprobados por el Gobierno recientemente, generarán unos ingresos extra de 3.786 millones de euros este año. Entre estas modificaciones, destaca el incremento del 7% de las bases máximas (850 millones), el alza al 1,5% del tipo mínimo por contingencias profesionales (425 millones), las cotizaciones para cuidadoras no profesionales (296 millones) o las de policías para acceder a la jubilación anticipada (254 millones).

También tendrá un impacto en los ingresos del sistema la cobertura total obligatoria para los trabajadores autónomos por contingencias profesionales (205 millones) y el incremento de las cotizaciones tras la ampliación del subsidio para mayores de 52 años (193 millones). Las proyecciones presupuestarias del Gobierno arrojan un déficit de la Seguridad Social del 1,2% del PIB, dos décimas menos del registrado en 2018, cuando las cuentas de esta administración cerraron con un desfase de 17.088 millones de euros.

Esta tendencia se mantendrá durante los próximos años, en los que el Gobierno prevé que la Seguridad Social cierre 2020 con un déficit del 0,9%, que se reducirá al 0,4% en 2021, para quedarse en equilibrio presupuestario en 2022. En cualquier caso, la reducción del déficit que -según las previsiones del Gobierno- experimentará la Seguridad Social este año se producirá pese a que las pensiones se revalorizarán un 1,6 % con carácter general (un 3% en el caso de las mínimas y no contributivas).

El documento explica además que, si al final del año se produce una desviación al alza del IPC superior a la subida general, la Seguridad Social compensará la diferencia con una paga adicional (la llamada "paguilla") que se abonará en 2020. No obstante, según las previsiones del Gobierno, la inflación podría situarse este año en línea con el alza de las pensiones, ya que el deflactor del PIB será del 1,6% en 2019 (1,2% en el caso del deflactor del consumo privado).

Respecto al gasto, el documento también recoge otras medidas recientemente aprobadas -aunque no cuantifica su impacto- como el incremento del permiso de paternidad a 8 semanas en 2019, que se situará en 12 en 2020 y alcanzará las 16 en 2021, así como la nueva prestación por el ejercicio corresponsable del cuidado del lactante.
(El País, 04-05-2019)

El supremo obliga a cumplir los años de cotización para la jubilación anticipada
Si bien la legislación española admite la posibilidad de que un trabajador autónomo que no se encuentra al día en el pago de sus cotizaciones a la Seguridad Social (SS) por dificultades económicas coyunturales, pueda pedir ponerse al día en los pagos para poder solicitar la pensión de jubilación anticipada, es preciso que el interesado tenga cumplidos el periodo de tiempo mínimo de cotización exigido. Así lo determina el Tribunal Supremo en una sentencia, de 7 de marzo de 2019, ratifica la doctrina establecida por la propia Sala de lo Social, 29 de junio de 2016, fijando, por tanto, jurisprudencia.

La ponente, la magistrada Calvo Ibarlucea, razona que "no cabe la menor duda de que para acceder a las prestaciones -en todos los Regímenes de la SS- es requisito básico haber cumplido el periodo mínimo de cotización exigido y tenerlo ya cumplido -además- en la fecha del hecho causante, conforme a un elemental planteamiento del principio de contributividad".

Así lo establece el artículo 30 del Decreto 2530/2010, por el que se regula el régimen especial de la SS de los trabajadores por cuenta propia o autónomos, al regular la exigencia carencial a "la fecha en que se entienda causada la prestación".

Considera la magistrada, que tampoco es ajeno al citado principio el que igualmente se exija -en el marco del mismo Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (Reta)- que el beneficiario de la prestación esté igualmente obligado -para lucrar la prestación- a estar "al día" en el pago de las cuotas, "pues siendo el solicitante a la vez obligado al pago de las mismas, obviamente sufriría el Sistema si se dejase en su mano la tentadora posibilidad de desatender el pago de cotizaciones atrasadas -particularmente, las prescritas-, y es por ello por lo que tal requisito es condición indispensable para tener derecho a las prestaciones", concluye Calvo Ibarlucea.

Así se regula en el artículo 28 del Decreto 2530/2010, que, además, prescribe que es "condición indispensable" para tener derecho a las prestaciones que los solicitantes que "se hallen al corriente en el pago de sus cuotas exigibles en la fecha en que se entienda causa la prestación", pero que "si cubierto el periodo mínimo de cotización preciso" el interesado "no estuviera al corriente en el pago de las restantes cuotas exigibles", la entidad gestora "invitará al interesado para que... ingrese las cuotas debidas".

Con tales prescripciones, concluye la ponente que es claro que la invitación al pago de las cuotas no prescritas sólo procede en el caso de que esté acreditada la carencia exigible y que la satisfacción de éstas tras el hecho causante no tiene virtualidad carencial alguna. Así, indica que "la prestación se obtiene con las cuotas satisfechas con anterioridad al hecho causante, pero el requisito adicional de estar al día en las cotizaciones admite la subsanación con el obligado mecanismo de la posterior invitación a su pago".

El Juzgado de lo Social estimó la demanda y condenó a la Seguridad Social a dictar nueva resolución invitando al actor al pago de las cuotas que constan en descubierto en el Reta. En suplicación se confirmó la resolución, centrándose en que el solicitante había pedido que se considerasen como efectivamente cotizados los períodos de descubierto, concluyendo que se debió postular la invitación al pago de las cuotas en descubierto, porque de haber procedido al ingreso extemporáneo ya estaría cobrando la pensión.
(El Mundo, 04-05-2019)

Mercantil, Civil i Administratiu

Tormenta en los mercados ante la ruptura de la tregua comercial entre China y EE.UU.
Los mercados internacionales se asoman a un lunes de notables pérdidas después de que Donald Trump hiciese saltar por los aires meses de negociación comercial entre China y Estados Unidos. Las perspectivas de que la guerra comercial diera paso a la distensión han sido uno de los elementos clave en la escalada de los mercados: el Ibex marcó mínimo a principios de año, menos de un mes después de que Beijing y Washington pactaran iniciar unas negociaciones que no habían dado señales de embarrancar hasta ayer domingo.

Los mercados de China bajan más de un 7%, mientras los futuros europeos bajan en torno al 1,7%. Las pérdidas llegan al mercado del petróleo: el Brent cae el 2% y el West Texas, el 3%. Sea una táctica de negociación o sea el resultado de que dicha negociación ha fracasado, los dos tuits de Trump, en los que adelanta que los aranceles sobre 200.000 millones de dólares en importaciones pasarán del 10% al 25%, han hecho saltar por los aires la estabilidad del mercado. Junto con el frenazo a las subidas de tipos y los resultados empresariales, las negociaciones comerciales han sido el principal impulsor de las Bolsas. Este miércoles estaba prevista la llegada a Washington de la delegación china encabezada por el viceprimer ministro, Liu He, pero Beijing se estaría planteando retrasar el viaje.

Atónitos ante la repentina partida de póquer, los inversores salen de los activos de riesgo en busca de los refugios habituales. Sufre el yuan chino, con un descenso del 1,3%, el mayor desde 2016, mientras el yen japonés repunta el 0,3%. Los inversores suelen apostar por la divisa nipona ante las tormentas financieras. Un papel que en Europa ocupa el franco suizo (+0,18% ante el euro) o el dólar, que sube menos con menos fuerza. Se cambia a 1,1186 unidades por cada euro.

Los analistas destacan que la guerra comercial es de los factores que puede cambiar la totalidad del mercado, y esperan una presión bajista muy intensa si la situación no se reconduce. Las débiles perspectivas de la economía global pueden deteriorarse, especialmente en China, en caso de escalada arancelaria. Y existe el riesgo de que este rearme comercial afecte a otros mercados; los aranceles que preveía aplicar Trump sobre los automóviles son el ejemplo más cercano de un conflicto aparcado.

Con los mercados de deuda en Europa aún cerrados, los futuros sobre los bonos de Estados Unidos han subido durante la madrugada, dentro de la huida masiva de dinero hacia cualquier activo considerado refugio.

La clave estará, en el muy corto plazo, en si China decide cancelar el viaje de su delegación, algo que el mercado se tomaría muy mal pero que hoy por hoy parece una probabilidad cercana. E, inmediatamente a continuación, si Trump cumple su amenaza de elevar los aranceles. Los analistas apuntan que un conflicto traería consigo estímulos monetarios en China (el Banco Central, de hecho, ya rebajó esta madrugada los requerimientos de reservas a los bancos de menor tamaño) y posiblemente, acercaría la posibilidad de una bajada de tipos, dada la debilidad de las perspectivas económicas.
(Expansión, 06-05-2019)

Una subida de los tipos de interés restaría un punto al crecimiento
En la actualización del programa de estabilidad 2019 remitida a Bruselas esta semana, el Ejecutivo realiza simulaciones de cómo afectaría a sus previsiones de crecimiento económico -2,2% en 2019, 1,9% en 2020, 1,8% en 2021 y 1,8% en 2022- una eventual subida de los tipos de interés, del precio del petróleo o una desaceleración de los países a los que exporta España por encima de lo esperado. Estos "análisis de sensibilidad" ante diferentes "shocks" o acontecimientos graves e inesperados se enmarcan en el Código de Conducta de la Comisión Europea, explica el Gobierno.

Para evaluar el riesgo de una subida de los tipos de interés -que considera "improbable" por la política expansiva del Banco Central Europeo-, el Gobierno estima un repunte de 120 puntos básicos en ocho trimestres, es decir, un aumento de 15 puntos básicos cada trimestre durante dos años y estabilización en ese punto. Con estos tipos de interés, el crecimiento económico se vería mermado en seis décimas este año, cinco en 2020, nueve en 2021 y un punto en 2022, con lo que quedaría en el 1,6%, 1,4%, 0,9% y 0,8%, respectivamente.

Además, este impacto reduciría la recaudación y aumentaría el gasto en prestaciones sociales, al tiempo que el déficit público se situaría en el 0,8% del PIB en 2022 -cuando se espera lograr el equilibrio presupuestario- y la deuda sería dos puntos superiores a lo estimado para ese año -90,7% en lugar del 88,7% del PIB-.

El Gobierno también realiza una estimación de cómo impactaría a la economía un encarecimiento del precio del petróleo, en este caso de diez dólares el barril por encima de lo contemplado en las previsiones macroeconómicas, hasta los 78,9 dólares este año y los 75 dólares en 2022. Bajo este supuesto, el crecimiento económico se vería mermado en una décima este año, tres décimas en 2020, cuatro décimas en 2021 y cuatro décimas en 2022, hasta el 2,1%, 1,6%, 1,4% y 1,4%, respectivamente.

Como consecuencia de ello, la corrección del déficit público se vería ralentizada, con un desfase de dos décimas en 2022 en lugar de equilibrio, y el volumen de endeudamiento público sobre el PIB sería siete décimas superiores al escenario central.

Otro supuesto de estrés analizado en el plan de estabilidad es una posible desaceleración de los mercados a los que tradicionalmente exporta España, que en este escenario hipotético crecerían cuatro puntos menos de los previsto, un riesgo que "puede ser algo más probable que en años previos" ante las recientes medidas proteccionistas y una posible apreciación del tipo de cambio.

Esta hipótesis restaría cinco décimas al crecimiento económico de España este año, tres décimas en 2020, cuatro décimas en 2021 y otras cuatro décimas en 2022, lo que dejaría el avance del PIB en el 1,7%, el 1,6%, el 1,4% y el 1,4%, respectivamente.

Esta desaceleración afectaría a las variables fiscales y dejaría el déficit público en una décima de PIB en 2022, en lugar de en equilibrio presupuestario, y añadiría dos décimas de PIB al endeudamiento público en ese ejercicio.
(El Mundo, 04-05-2019)

 
 
 
 
  Seu Col·legial
  Pl. Urquinaona, 6. 6ª planta Delegació Girona Delegació Lleida  
  08010 Barcelona C/ Santa Eugènia 11, 1r B Avinguda Joana Raspall 6, 1r  
  Tel. 93 317 06 86 17005 Girona 25002 Lleida  
  Fax 93 301 37 87 Tel.: 972 22 37 01 Tel.: 973 28 81 37  
  colcatalunya@gestors.cat gestors.girona@gestors.cat gestors.lleida@gestors.cat  
 
 
Nota legal:
Contestant aquest email no obtindreu resposta. Si desitgeu contactar amb nosaltres, podeu trametre un correu electrònic amb els vostres dubtes i/o suggeriments a sac@gestors.cat.
D’acord amb el que disposa el Reglament (UE) 2016/679 de 27 d’ abril de 2016 (RGPD) la Llei Orgànica 3/2018, de 5 de desembre, de protecció de dades personals i garantia dels drets digitals i resta de normativa legal vigent en matèria de protecció de dades, els informem que les dades que figuren en la present comunicació són objecte de tractament per part del COL·LEGI OFICIAL DE GESTORS ADMINISTRATIUS DE CATALUNYA. Aquestes dades seran utilitzades exclusivament per a l’enviament de comunicacions que poden ser del seu interès. Aquestes dades no es cediran a tercers, excepte per obligació legal, i es mantindran mentre no en sol·liciti la seva cancel·lació i/o oposició. La present comunicació s’envia sota l’empara de la Llei 34/2002, de Serveis de la Societat de la Informació i del Comerç Electrònic. Si desitja deixar de rebre les nostres comunicacions comercials, revocar el seu consentiment o exercir els drets d’accés, rectificació, portabilitat, oposició, limitació o cancel·lació, pot sol·licitar, en qualsevol moment, enviant un correu electrònic a l’adreça dpo@gestors.cat indicant a l’assumpte "Baixa comunicacions comercials", o comunicant-ho per escrit, sempre indicant les seves dades personals a Plaça Urquinaona núm. 6, 6a planta, Barcelona. Si considera que el tractament de dades personals no s’ajusta a la normativa vigent, pot presentar una reclamació davant l’Autoritat de control (www.agpd.es).