Per poder veure correctament aquest missatge faci click aquí
cabecera
 
 

NOVETATS LEGISLATIVES DEL BOE DEL 28 AL 30 DE MARÇ DE 2020 

Laboral

Medidas en materia de recursos humanos y medios para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19
Orden SND/299/2020, de 27 de marzo, por la que se modifica la Orden SND/232/2020, de 15 de marzo, por la que se adoptan medidas en materia de recursos humanos y medios para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.
(BOE, 30-03-2020)

Permiso retribuido recuperable para las personas trabajadoras por cuenta ajena que no presten servicios esenciales, con el fin de reducir la movilidad de la población en el contexto de la lucha contra el COVID-19
Real Decreto-ley 10/2020, de 29 de marzo, por el que se regula un permiso retribuido recuperable para las personas trabajadoras por cuenta ajena que no presten servicios esenciales, con el fin de reducir la movilidad de la población en el contexto de la lucha contra el COVID-19.
(BOE, 29-03-2020)

Medidas complementarias, en el ámbito laboral, para paliar los efectos derivados del COVID-19
Real Decreto-ley 9/2020, de 27 de marzo, por el que se adoptan medidas complementarias, en el ámbito laboral, para paliar los efectos derivados del COVID-19.
(BOE, 28-03-2020)

Medidas en materia de recursos humanos en el ámbito de los servicios sociales ante la situación de crisis ocasionada por el COVID-19
Orden SND/295/2020, de 26 de marzo, por la que se adoptan medidas en materia de recursos humanos en el ámbito de los servicios sociales ante la situación de crisis ocasionada por el COVID-19.
(BOE, 28-03-2020)

Mercantil, Civil i Administratiu

Medidas excepcionales en relación con los velatorios y ceremonias fúnebres para limitar la propagación y el contagio por el COVID-19
Orden SND/298/2020, de 29 de marzo, por la que se establecen medidas excepcionales en relación con los velatorios y ceremonias fúnebres para limitar la propagación y el contagio por el COVID-19.
(BOE, 30-03-2020)

Publicación del Acuerdo de autorización de la prórroga del estado de alarma declarado por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo
Resolución de 25 de marzo de 2020, del Congreso de los Diputados, por la que se ordena la publicación del Acuerdo de autorización de la prórroga del estado de alarma declarado por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo.
(BOE, 28-03-2020)

Prorrogado el estado de alarma declarado por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo
Real Decreto 476/2020, de 27 de marzo, por el que se prorroga el estado de alarma declarado por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.
(BOE, 28-03-2020)

Medidas excepcionales para el traslado de cadáveres ante la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19
Orden SND/296/2020, de 27 de marzo, por la que se establecen medidas excepcionales para el traslado de cadáveres ante la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.
(BOE, 28-03-2020)

Euro
Resolución de 27 de marzo de 2020, del Banco de España, por la que se publican los cambios del euro correspondientes al día 27 de marzo de 2020, publicados por el Banco Central Europeo, que tendrán la consideración de cambios oficiales, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 36 de la Ley 46/1998, de 17 de diciembre, sobre la Introducción del Euro.
(BOE, 28-03-2020)

https://www.boe.es/boe/dias/2020/03/30/
https://www.boe.es/boe/dias/2020/03/30/index.php?s=3

https://www.boe.es/boe/dias/2020/03/29/
https://www.boe.es/boe/dias/2020/03/29/index.php?s=3

https://www.boe.es/boe/dias/2020/03/28/
https://www.boe.es/boe/dias/2020/03/28/index.php?s=3


NOTÍCIES DE PREMSA DEL 28 AL 30 DE MARÇ DE 2020

Fiscal

Cataluña pide a Sánchez una renta universal y suspender el pago de impuestos
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha pedido este domingo al jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, que implante una renta de ciudadanía para trabajadores y autónomos y que suspenda el pago de impuestos durante la pandemia de coronavirus. Estas son dos de las peticiones que ha planteado Torra en la reunión por videoconferencia de presidentes autonómicos que ha convocado Sánchez para informar de su decisión de paralizar toda la actividad no esencial en España para frenar los contagios por coronavirus.

Torra ha aplaudido la adopción de esta medida, que hace días que reclama, y ha pedido que el endurecimiento del confinamiento se aplique de manera "estricta". Ha exigido asimismo un plan de medidas económicas para que sean las administraciones, y no empresas y trabajadores, quienes se endeuden, según han informado fuentes de la Oficina del President.

Torra ha insistido en que este plan "se tiene que hacer fácil y hacerlo ya", para que empresas y trabajadores tengan la seguridad de que no se tendrán que endeudar para afrontar esta situación de emergencia sanitaria, social y económica, sino que quien lo tendrán que asumir serán las administraciones. En la reunión telemática, Torra ha planteado algunas de sus propuestas ante esta crisis, entre ellas establecer una renta de ciudadanía para trabajadores y autónomos y aumentar la liquidez de las empresas, especialmente de las pequeñas y medianas, que en Cataluña suponen el 95 % del tejido productivo.

En esta línea, ha planteado la suspensión del pago de impuestos, como el IVA, el IRPF y el de Sociedades, las cotizaciones a la Seguridad Social y el pago de las cuotas de autónomos, así como establecer una moratoria en el pago de créditos e hipotecas.

El presidente de la Generalitat también ha propuesto que se suspenda el pago de suministros básicos, que se amplíen las condiciones de fuerza mayor para que las empresas puedan acceder a los ERTE y eliminar el objetivo del déficit y el techo de gasto para permitir que las autonomías y los ayuntamientos se puedan endeudar para afrontar esta crisis.

Además, ha propuesto que se establezcan mecanismos de financiación y de liquidez para los territorios y ha reiterado la necesidad de que se habilite urgentemente un sistema "transparente y eficaz" que garantice el suministro de material de autoprotección y equipamiento sanitario.
(Expansión, 29-03-2020)

La crisis del coronavirus marca la campaña de la declaración de la renta 2019
El próximo miércoles 1 de abril empieza el plazo de presentación de las declaraciones de la renta y patrimonio de 2019, una campaña atípica que arranca en pleno confinamiento por la epidemia de coronavirus. Precisamente el objetivo de que los contribuyentes reciban cuanto antes sus devoluciones es el argumento defendido por el Ministerio de Hacienda para mantener el calendario de la campaña del IRPF en un momento en que buena parte de los trámites administrativos se encuentran en suspenso por el estado de alarma.

De acuerdo con este calendario, los contribuyentes podrán presentar sus declaraciones por internet a través del programa renta web o de la aplicación móvil de la Agencia Tributaria a partir del 1 de abril. Quienes quieran presentar su declaración por vía telefónica a través del programa “Le llamamos” podrán solicitarlo a partir del 5 de mayo para que la Agencia les llame a partir del 7 de mayo, tan pronto como sea posible, pero sin posibilidad de elegir franja horaria como en anteriores campañas.

Por lo que respecta a la atención presencial en oficinas -que actualmente se encuentran cerradas-, la Agencia mantiene el inicio en el 13 de mayo, con cita previa que se podrá solicitar desde el 5 de mayo. La campaña de la renta y patrimonio se extenderá hasta el 30 de junio salvo para las declaraciones a ingresar con domiciliación bancaria, que tendrán que estar presentadas como muy tarde el 25 de junio. Hacienda recuerda que casi un 88 % de las declaraciones del IRPF se presentan por internet, por lo que no se verían afectadas por el confinamiento, y que casi el 70 % salen a devolver, de manera que los primeros contribuyentes podrían empezar a recibir sus devoluciones el 3 de abril.

En esta campaña estarán obligados a declarar los contribuyentes que en 2019 obtuvieron rendimientos del trabajo superiores a 22.000 euros o 14.000 euros en caso de que tengan más de un pagador, perciban pensiones compensatorias o cuyo pagador no esté obligado a retener, entre otras circunstancias. Entre las novedades de la declaración del IRPF de 2019 figura la simplificación de la información relativa al domicilio fiscal, que se consignará de manera separada al resto de la información para su ratificación o modificación.

Toda la información relativa a los inmuebles propiedad del contribuyente se agrupará en un único apartado para facilitar su declaración en función de su uso, por ejemplo vivienda habitual o alquiler. En el caso de inmuebles alquilados, el contribuyente contará en este apartado con los campos para incorporar la información de los arrendatarios en caso de alquiler habitual, así como el desglose de los gastos deducibles que le servirán para calcular el rendimiento neto.
(La Vanguardia, 29-03-2020)

Hacienda no iniciará Inspecciones contra autónomos o pymes en el coronavirus
La Agencia Tributaria paralizará las inspecciones contra los trabajadores autónomos y las pymes por el coronavirus. Hacienda toma en consideración la situación de excepcionalidad derivada del Estado de Alarma por el COVID-19, e interrumpe este tipo de acciones.

Hacienda explica en un comunicado que no cree que sea conveniente llevar a cabo las visitas que tenía programada. Tampoco estima adecuado llevar a cabo dichas citas en su propia sede, dado que la mayoría de las gestiones deben hacerse en la actualidad de forma telemática. Por tanto, solicitan a los empresarios o autónomos que hayan recibido algún de notificación que se pongan en contacto con la entidad tributaria. Según indican, el afectado encontrará en dicha comunicación un correo o teléfono del actuario en la parte superior. Recomiendan ponerse en contacto por esa vía, para aplazar la cita y organizar una nueva fecha.

Hacienda dará la opción de presentar antes del 30 de abril la documentación que se requirió a los autónomos o al empresario, cuando se le envió la notificación. Amplía de este modo los plazos, a causa de la situación derivada del COVID19. Dicho envío se hará llegar a Hacienda a través de la sede electrónica de la propia Administración. Aquellos nuevos requerimientos que se hayan notificado tras la publicación del nuevo Real Decreto, tendrán de plazo hasta el 20 de mayo para ser contestados.

En el caso en el que el autónomo quiera seguir con la inspección, la Agencia Tributaria no pondrá ningún obstáculo. En estos casos, se seguirán las directrices sanitarias aprobadas por esta pandemia y priorizando, en ese sentido, las comunicaciones a través de medios electrónicos.
(Expansión, 28-03-2020)

Laboral

El Gobierno da una moratoria parcial de 24 horas al permiso obligatorio
El Gobierno ha publicado el decreto ley sobre el permiso retribuido recuperable obligatorio en el Boletín Oficial del Estado (BOE) a falta de menos de media hora para la medianoche. Las empresas, por tanto, han tenido solo unos minutos para prepararse y saber si pueden contar o no con sus empleados en la jornada de este lunes. Eso ponía en series dificultades a numerosas empresas, especialmente las industriales, que necesitan organizar sus procesos con suficiente antelación.

Debido a esa tardanza, el Gobierno ha concedido una moratoria. "En aquellos casos en los que resulte imposible interrumpir de modo inmediato la actividad, las personas trabajadoras incluidas en el ámbito subjetivo de este real decreto-ley podrán prestar servicios el lunes 30 de marzo de 2020 con el único propósito de llevar a cabo las tareas imprescindibles para poder hacer efectivo el permiso retribuido recuperable sin perjudicar de manera irremediable o desproporcionada la reanudación de la actividad empresarial", dice el decreto en una disposición añadida a última hora.

El decreto incluye la lista definitiva oficial de las actividades esenciales que quedan al margen del permiso retribuido recuperable obligatorio. El decreto de paralización de la actividad no esencial y de otorgamiento de permiso obligatorio es uno de los de mayor trascendencia económica que se han aprobado en España recientemente. Los empresarios habían pedido conocer el catálogo de actividades esenciales con tiempo suficiente para obrar en consecuencia, pero no lo han logrado y solo algunos podrán gozar ahora de la moratoria de 24 horas.

Juristas consultados señalan la deficiente técnica jurídica que ha empleado de nuevo el Gobierno en su norma. La moratoria es solo para los casos en que "resulte imposible interrumpir de modo inmediato la actividad", pero fuentes empresariales explican que en muchos casos es posible, solo que asumiendo unas pérdidas mucho mayores que si el parón de actividad se hubiera planificado con un mínimo de previsión y antelación.
(Cinco Días, 30-03-2020)

CEOE, Cepyme, Pymec, Ganvam y Confemetal preferían vacaciones
La primera de las voces levantadas contra Pedro Sánchez ha sido la de CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales) y Cepyme (pequeñas y medianas empresas), porque consideran que la medida de parón de actividad no esencial va a generar un “enorme impacto, sin precedentes” en la economía y han pedido que se acompañe de otras que eviten “una destrucción masiva de tejido empresarial y del empleo de manera definitiva”.

Rechazo absoluto ante una medida que, “con toda seguridad, solo contribuirá a hacer más profunda y grave la crisis socioeconómica a la que ya nos estamos enfrentando a consecuencia de la expansión del coronavirus” muestran, entre otras, las siguientes agrupaciones: Confemetal (Confederación de Asociación Empresariales del Metal), Confebask (patronal vasca) y sus asociaciones miembro –Adegi (Gipuzkoa), Cebek (Confederación Empresarial de Bizkaia) y SEA (Empresas Alavesas)–, la FER (Federación de Empresas de la Rioja), Ganvam (Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios), CEIM y Pimec (pequeños y medianos empresarios de Cataluña).

Las patronales insisten en que “la medida que solo puede haberse tomado desde el desconocimiento del funcionamiento de una economía avanzada como la española, hará imposible mantener un nivel mínimo de actividad que garantice la eficiencia para enfrentarse a la crisis sanitaria”.

Para Confemetal “desembocará inevitablemente en una grave ralentización de las esenciales, solo puede ser fruto de la irresponsabilidad y de la más absoluta ignorancia que supone no valorar las consecuencias económicas que la medida va a generar”.

Alerta del caos que va a provocar en un tejido económico formado en 98% de pymes a las que el Gobierno no tiene derecho a someter a más tensiones, con sus ingresos reducidos o desaparecidos y obligadas a abonar sueldos, cotizaciones sociales e impuestos. Opinión similar tienen en Confebask: “Hará más difícil superar esta crisis sanitaria salvaguardando a la vez, el máximo de empresas y empleos”.

Ganvam ha advertido de que medidas tan drásticas como el pago de las nóminas con la actividad parada “herirá de muerte a las pymes y provocará el colapso económico”. En Pimec añaden que “las empresas tengan que avanzar el pago de 15 días del permiso retribuido recuperable es poco responsable y de nula sensibilidad empresarial”. Y en el Instituto de la Empresa Familiar recuerdan que “la salud es lo primero pero las medidas debían haber sido consensuadas”.

Las patronales repiten la misma cantinela, “ahora más que nunca se hace necesario continuar con una mínima actividad productiva que, de una parte, garantice el suministro necesario para los sectores esenciales en la lucha contra el Covid-19 y, de otra, sirva para, superada la crisis sanitaria, afrontar la salida de la grave coyuntura económica y social a la que estamos abocados”. Abogan por mantener la actividad de las empresas, con todas las medidas de seguridad y salud que sean necesarias, como la mejor forma de proteger la sanidad y los servicios públicos.

Para los empresarios hubiera sido mejor decretar dos semanas de vacaciones, puesto que recuperar estas horas será muy complicado, y han alertado de la situación de quiebra económica en que se encontrarán muchas compañías, que se agravará en las próximas dos semanas.
(Expansión, 30-03-2020)

La empresa deberá negociar con los trabajadores cómo recuperar las horas y si no hay acuerdo decidirá unilateralmente
El Gobierno dio ayer un paso más para impedir la movilidad de las personas en un intento desesperado de frenar los contagios por coronavirus. El objetivo del Gobierno, es tratar que la movilidad de los ciudadanos sea durante los próximos quince días sea parecida la de un domingo, explicó ayer la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. Para ello el Gobierno aprobó un “permiso laboral retribuido y recuperable” de nueva creación (ex novo), que disfrutarán todos los trabajadores cuyas empresas aún siguieran en activo y no formen parte de los servicios esenciales. Estos son los detalles del nuevo permiso:

¿En qué consiste este permiso? Se trata de que todos los trabajadores que no forman parte de los servicios esenciales y aún iban a trabajar presencialmente a sus empleos hasta ayer, se queden en casa desde hoy y hasta el próximo 9 de abril (ambos incluidos) y reciban su salario. Si bien, la norma prevé que, hoy lunes, los trabajadores puedan acudir a su puesto "con el único propósito de llevar a cabo las tareas imprescindible para hacer efectivo el permiso retribuido recuperable, sin perjudicar la reanudación de la actividad empresarial". Al término de la vigencia de este permiso (9 de abril) y hasta el próximo 31 de diciembre, estos trabajadores deberán negociar y pactar con la empresa cómo recuperar “todas o parte” de las horas no realizadas en los ocho días laborables de permiso.

¿Qué cobrarán los trabajadores que lo perciban? Los beneficiarios de este nuevo permiso recibirán su salario ordinario por la totalidad de la jornada habitual y todos los conceptos retributivos, incluyendo salario base y complementos salariales.

¿Quienes se pueden acoger a esta nueva situación? Este permiso es, según el Real Decreto aprobado ayer, para “todas las personas trabajadoras que prestan servicios en aquellas empresas que no desarrollan actividades que sean esenciales”. La norma establece cuáles son dichos servicios esenciales que quedan fuera de la paralización y, por tanto, del este permiso.

¿En qué situaciones no se podrá aplicar este permiso? “En ningún caso podrá aplicarse el permiso retribuido recuperable a las personas que se encuentren de baja por incapacidad (o maternidad y paternidad) o cuyo contrato esté suspendido por causas legalmente previstas”. Es el caso de las empresas que ya han solicitado o están aplicando un Expediente de regulación de empleo (ERTE) a su plantilla que tampoco tendrán que aplicar este permiso. Así como a aquellas compañías a las que se les autorice uno de estos ERTE mientras el permiso esté vigente (hasta el 9 de abril). Las empresas tampoco tendran que aplicarlo a los empleados que "puedan seguir desempeñando su actividad con normalidad mediante teletrabajo o cualquier otra modalidad no presencial de prestación de servicios".

¿Las empresas podrán seguir solicitando ERTE por Covid-19? Sí, aquellas que hayan visto afectada su actividad por los límites del estado de alarma o por la nuevas suspensiones de actividad decretadas ayer podrán seguir escogiendo hacer un ERTE o aplicar este permiso hasta el 9 de abril.

¿Qué ocurre si la empresa ha solicitado un ERTE de reducción de jornada o aplica un ERTE de suspensión solo a parte de su plantilla? En ambos casos, la empresa podrá compatibilizar las dos situaciones, aplicando el permiso a la parte de la jornada no reducida o a quienes no estén en ERTE de suspensión. O bien podrá extender el ERTE de suspensión a toda la plantilla.

¿Cuál es su duración? Desde el 30 de marzo hasta el 9 de abril. El 9 y 10 de abril son Jueves y Viernes Santo, por lo que este periodo es de 8 días laborables para la mayoría de las comunidades. Retenes. La empresa podrá fijar el número mínimo de plantilla o turnos para mantener la actividad imprescindible. En cualquier caso "esta actividad y este mínimo de plantilla o turnos tendrá como referencia la mantenida en un fin de semana ordinario o en festivos".

Obligación de negociar la recuperación de horas. La norma obliga a la empresa a negociar con los trabajadores las fórmulas de recuperación de las horas de trabajo no realizadas. Dicha recuperación se podrá realizar desde el día siguiente a la finalización del estado de alarma y hasta el 31 de diciembre de 2020. El Gobierno permite “un enorme margen” a la negociación entre empresas y trabajadores sobre cómo recuperar las horas no trabajadas. Permiten cualquier fórmula pactada siempre que respete los descansos diarios y semanales y los derechos de conciliación concedidos a los trabajadores.

Periodo de consultas para la negociación. La cantidad y la forma en la que se realizarán las horas no trabajadas durante este permiso deberá obligatoriamente “negociarse en un periodo de consultas entre la empresa y la representación de los trabajadores en un periodo máximo de siete días". Si no hay representación legal de la plantilla en la empresa, se deberá formar una comisión ad hoc para esta negociación, o bien por los sindicatos más representativos o, en su defecto, la integrarán tres trabajadores de la empresa. Se creará en un plazo máximo de cinco días.

Cuando el pacto es imposible. Si no hay acuerdo, la empresa decidirá cómo se recupera. La norma indica que si no se llegara a un pacto entre la empresa y los trabajadores acerca de la fórmula de recuperación de estos ocho días no trabajados, la empresa notificará a la plantilla y a la comisión negociadora, en el plazo de siete días desde la finalización de las consultas, la decisión que ha tomado sobre cuándo y como realizar las horas del permiso.
(Expansión, 30-03-2020)

Los teletrabajadores no tendrán derecho al permiso retribuido recuperable
Las empresas que funcionen mediante el teletrabajo no se verán afectadas por el parón de actividad decretado por el Gobierno, según el cual no pueden acudir a su trabajo los empleados de las actividades consideradas no esenciales. El texto del decreto permite amplias excepciones y entre ellas está la de las personas que realicen teletrabajo.

Así, según la norma ya publicada en el BOE, el permiso retribuido recuperable no afectará a "las personas trabajadoras que puedan seguir desempeñando su actividad con normalidad mediante teletrabajo o cualquiera de las modalidades no presenciales de prestación de servicios".

El cese de actividad y el permiso retribuido tampoco afecta a "las personas trabajadoras que se encuentran de baja por incapacidad temporal o cuyo contrato esté suspendido por otras causas legalmente previstas".. El Gobierno renunció a regular el teletrabajo en el decreto del estado de alarma, pero, tras suavizar la redacción, lo incluyó en el decreto ley de medidas económicas para hacer frente al coronavirus.

“Se establecerán sistemas de organización que permitan mantener la actividad por mecanismos alternativos, particularmente por medio del trabajo a distancia, debiendo la empresa adoptar las medidas oportunas si ello es técnica y razonablemente posible y si el esfuerzo de adaptación necesario resulta proporcionado”, decía el artículo 5 del decreto ley publicado el miércoles de hace dos semanas en el BOE.
(El País, 30-03-2020)

Las empresas con ERTE no tendrán que dar permiso retribuido
El permiso regulado en el real decreto-ley que ha aprobado este domingo el Gobierno es de aplicación obligatoria a todos los trabajadores que prestan servicios en aquellas empresas que no desarrollan actividades que sean esenciales. Sin embargo, no resultará de aplicación por parte de las empresas cuando estén aplicando o soliciten un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), según la norma.

Según el Gobierno, los ERTE permiten igualmente "dar una respuesta adecuada a la necesidad de restringir aún más la movilidad de las personas". Eso sí, las empresas que, en su caso, solo hayan reducido un porcentaje de la actividad, con la tramitación del correspondiente ERTE de reducción de jornada de las personas trabajadoras, podrán compatibilizar ambas medidas.

En ningún caso podrá aplicarse el permiso retribuido recuperable a las personas que se encuentran de baja por incapacidad temporal o cuyo contrato esté suspendido por otras causas legalmente previstas, ni tampoco a aquellas para las que sea posible el desarrollo de la actividad en la modalidad de trabajo a distancia. El permiso se extenderá desde el lunes 30 de marzo hasta el jueves 9 de abril de 2020, ambos inclusive.

Durante este período de tiempo, las personas trabajadoras quedarán exoneradas de prestar sus servicios, si bien continuarán devengando su salario por la totalidad de la jornada habitual, por todos los conceptos retributivos. En consecuencia, se mantienen vigentes todas las obligaciones de empresas y personas trabajadoras en cuanto a la liquidación y cotización de cuotas y demás conceptos de recaudación conjunta.

Una vez finalizado el periodo de restricción referido, la empresa y la representación de los trabajadores deberán negociar con el objetivo de regular el sistema de recuperación de las horas de trabajo no prestadas antes del 31 de diciembre con ocasión de la aplicación de este permiso, disponiéndose un plazo máximo para ello de siete días. En todo caso, los procedimientos de mediación y arbitraje regulados en los sistemas autónomos de solución de conflictos resultarán aplicables si las partes así lo acuerdan, para solventar las discrepancias que pudieran surgir al respecto.
(Cinco Días, 29-03-2020)

ATA dice que la falta de compensaciones al cierre “llevará a los autónomos a la ruina”
La Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) ha afirmado este domingo que las últimas medidas anunciadas por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "no tienen en cuenta a los autónomos", pues limitan "definitivamente" su movilidad en muchos sectores y "no aportan compensaciones a sus pérdidas", por lo que todo esto "llevará a los autónomos a la ruina".

Así lo subraya la asociación en una nota de prensa, en la que vuelve a mostrar su desacuerdo con las medidas económicas del Gobierno, después de criticar también las del viernes. ATA expone que las empresas han acatado las propuestas sanitarias para acabar con el coronavirus (Covid-19), pero considera que reducir la movilidad aún más "va a ser una medida que va a generar un enorme impacto sin precedentes", especialmente en sectores como el industrial, a lo que la asociación suma el "desconcierto" entre los autónomos por las dudas de si pueden o no ejercer su actividad.

Aun así, lo que es "más grave" a su juicio es que estas medidas "deberían venir acompañadas de medidas económicas que suavicen las pérdidas". "Los autónomos están al límite y están esperando al martes --último día del mes-- para que se les pase la cuota de autónomos y los seguros sociales de sus trabajadores", a pesar de tener "la cuenta a cero" y estar "sin posibilidad de hacer nada", lamenta.

"Somos conscientes de que hay que quedarse en casa, pero igual que se asegura el sustento del trabajador, deberían mirar por el mantenimiento de la actividad que crea ese puesto de trabajo. No pueden abandonarnos más", subraya el presidente de ATA, Lorenzo Amor.

Amor critica que el viernes "prohibían despedir y vertían dudas y sospechas sobre los que crean empleo", t este lunes a muchos autónomos "les prohíben trabajar y no tendrán permiso retribuido ni ayuda". "Lo que tengo claro es que el Gobierno tiene perdido el rumbo en materia económica y nos dirige hacia una desgraciada situación", ha alertado, antes de concluir que "difícil va a ser la recuperación y muchas empresas y autónomos van a quedar en el camino". "O cambian rumbo o vamos a la deriva".
(Expansión, 29-03-2020)

El Gobierno limita la duración máxima de los ERTEs por el coronavirus al estado de alarma
El Gobierno ha decretado que los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) que tengan como causa la crisis del coronavirus y la modalidad de fuerza mayor no podrán extenderse más allá de lo que dure el estado de alarma.

Según el real decreto ley de medidas laborales que aprobó ayer el Gobierno y que publica este sábado el Boletín Oficial del Estado (BOE), los expedientes acogidos a los mecanismos extraordinarios establecidos para esta situación tendrán como duración máxima "la del estado de alarma decretado", prorrogado inicialmente hasta el 12 de abril.

La limitación, añade la norma, se aplicará tanto en aquellos expedientes que tengan resolución expresa como en los que sean resueltos por silencio administrativo. El Gobierno aprobó el pasado 17 de marzo un primer paquete de medidas para intentar paliar el efecto de la pandemia en el empleo. Entre ellas estaba considerar los ERTE que tuvieran "su causa directa" en el COVID-19 como de fuerza mayor, una modalidad que permite una tramitación más ágil.

Asimismo, se aprobaron bonificaciones, del 100 % para las empresas de menos de 50 trabajadores y del 75 % para el resto, de la parte de la cuota de la Seguridad Social que la empresa debe seguir pagando cuando opta por un ERTE. En estas dos semanas, en España se han presentado más de 210.000 ERTE con más de un millón de trabajadores afectados. El real decreto ley también detalla la prohibición de despidos relacionados con esta crisis sanitaria anunciada ayer por el Gobierno.

Así, recoge que "la fuerza mayor y las causas económicas, técnicas, organizativas y de producción" por el COVID-19 "no se podrán entender como justificativas de la extinción del contrato de trabajo ni del despido". Esto supone impedir, desde hoy y sin efectos retroactivos, estos despidos con una indemnización de 20 días por año ya que, a priori, no se considerarían procedentes. Las indemnizaciones de los despidos suben a 33 días si se consideran improcedentes, por lo que este cambio elevaría el coste de un despido de estas características.

El Gobierno también incluye en la norma medidas para controlar más los ERTE, con sanciones si se hace un mal uso, así como que los contratos temporales se mantengan hasta que concluya la crisis sanitaria y un procedimiento para agilizar el cobro de prestaciones.
(El Mundo, 28-03-2020)

Mercantil, Civil i Administratiu

Las nuevas medidas agravarán el desplome del PIB, que podría llegar a ser de dos dígitos en el año
Por las dos semanas de confinamiento se va a perder un 40% de actividad y un 60% por las dos semanas de cierre completo, el PIB mermaría en unos cuatro puntos en un mes, el equivalente a unos 49.000 millones de euros. Se trata de unas cifras muy aproximativas, pero que en líneas generales casan con lo que está ocurriendo en países como China y con los números que han hecho organizaciones como la OCDE, el instituto estadístico francés, o los que arroja un estudio del BBVA, Fedea y la Fundación Rafael del Pino.

¿Cómo calcular la caída que puede producirse en la economía tras la decisión del Gobierno de pararlo todo salvo actividades básicas? Nunca antes se había cerrado la producción para hacer frente a una pandemia. China detuvo una parte del territorio, alargó los días de vacaciones, suspendió las actividades de ocio y reorientó su industria hacia la producción de material sanitario... Pero ni así llegó a todo. Y la caída de la actividad fue de, al menos, un 20% en la mayor parte de sus indicadores para los dos primeros meses del año. En Francia, donde de inicio han tomado medidas menos contundentes, el instituto estadístico nacional explicó la semana pasada que la actividad está al 65% de lo normal. Y la OCDE ya estimaba para España la pérdida de un 30% de producción durante el periodo solo de aislamiento.

Con las anteriores medidas de confinamiento, un estudio de Fedea, BBVA Research y la Fundación Rafael del Pino señalaba que el PIB podría caer entre un 4% y un 8% en el año. Pero también decía que esta recesión podría mitigarse hasta en 3 puntos si se adoptaban medidas de apoyo, algo que el Gobierno ya está haciendo, aunque por importe todavía se encuentre a la cola de la mayoría de países. En el escenario más benigno, este documento no contemplaba las medidas que empiezan este lunes y esperaba que la reclusión se terminase el 11 de abril. Cualquier prolongación o endurecimiento de las medidas empeorarían esa caída del PIB.

La paralización adicional ha cambiado todo. El nivel de desplome puede ser ahora mucho mayor, con cifras que podrían acercarse más a los dos dígitos, tal y como avanzaba hace poco un informe de Goldman Sachs, que anticipaba una caída en el año del 9% para luego rebotar en 2021 un 8%. “En las dos próximas semanas, con todas las cautelas, se podría aproximar con números muy gruesos que la actividad puede estar en el 40% de lo normal”, explica Francisco Vidal, economista jefe de Intermoney. Casi toda la construcción, el turismo, la hostelería, el ocio, una parte importante de la industria, otra del comercio minorista y otra de la educación están paradas. Y eso equivaldría a cerca de la mitad del PIB.

Una vez ajustados teniendo en cuenta algo de pérdida que puedan sufrir, los servicios básicos como la agricultura, ganadería y pesca, la sanidad, los servicios de policía, el ejército, la distribución alimentaria y la industria que la atiende y la energía pueden llegar a cerca del 25% del PIB. Si además se añaden las telecomunicaciones y una porción de servicios de mercado, como los financieros o todos aquellos que puedan teletrabajar, ya se rondaría el 40%. Estos cálculos tienen un cierto ajuste a la energía por la menor actividad industrial, a la pesca porque hay flota atracando… Y así con todas.

En medio de tanta incertidumbre, esta es la mejor aproximación que se puede trazar. El INE tendrá que basarse en datos como el consumo de tarjetas de crédito, la electricidad o el transporte para intentar reproducir el PIB. Ya ha avisado de que retrasara algunas publicaciones y que tendrá problemas para confeccionar los indicadores.

En mayor o menor grado, una caída fuerte es inevitable. La vicepresidenta Nadia Calviño ya defendió la semana pasada que era necesario mantener un mínimo de actividad para luego poder tener una mejor recuperación económica. Su planteamiento dentro del Gobierno ha quedado desbordado, en parte por la falta de equipos de protección para los trabajadores.

“Hay que lanzar una cuerda de salvamento a la gente y al sector privado, que emergerá en un estado muy frágil cuando la crisis sanitaria haya pasado”, afirmó en un comunicado el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, la semana pasada. Es decir, el organismo no ve una recuperación vigorosa en V. Reemprender la actividad será costoso. Solo el turismo encara un año complicado hasta que se pueda restaurar la confianza en viajar. Y muchos negocios se reincorporarán probablemente con menos plantilla ante la perspectiva de una menor demanda en el año.

En general, la economía española lo tendrá un poco más difícil debido al mayor peso de las pymes y el turismo, que sufrirán más. Y parece que la ayuda europea no llegará fácilmente. Aunque esta vez hay una buena noticia por estar en Europa: gracias al BCE, por ahora la prima de riesgo cerró el pasado viernes en la cota de los 90 puntos, muy lejos de los 600 que se sobrepasaron en la anterior crisis.
(El País, 30-03-2020)

El Gobierno reorienta los sectores productivos para autoabastecerse de material sanitario
La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha confiado que en "los próximos días" España se pueda "autoabastecer" con producción nacional de material sanitario necesario para luchar contra el coronavirus, como mascarillas, respiradores y de los kits rápidos de detección.

Así lo ha asegurado Montero en la rueda de prensa posterior a la celebración del Consejo de Ministros extraordinario celebrado este domingo, en el que se han aprobado medidas para endurecer el confinamiento vinculado al estado de alarma y donde ha señalado que el mercado exterior está "prácticamente cerrado", ya que la producción se la quedan casi en su totalidad los países fabricantes.

"Por ello, tenemos que seguir reorientándonos en los próximos días, próximas semanas y yo diría que un poco más allá a la producción propia nacional que permita no depender de ningún país externo y ser capaces de abastecernos en este sentido", declaró la ministra.

Además, afirmó que el Gobierno, junto con las comunidades autónomas, "está haciendo todo lo posible" para hacerse en el exterior con el material que se necesita y también está concentrándose en la producción nacional para lo que incluso está reorientando determinados sectores industriales para que puedan suministrar cualquier material necesario.

En este sentido, la portavoz del Ejecutivo resaltó los ejemplos de la industria textil a la hora de fabricar batas o mascarillas, así como la del alcohol y la química que están produciendo gel desinfectante o también la del automóvil y la aeronáutica para desarrollar los componentes necesarios para los respiradores de ventilación mecánica para las UCIs.

"Llevamos varias semanas trabajando con la industria nacional, a quien quiero agradecer la colaboración y su disposición, en todo momento, para reorientar su línea de producto de forma transitoria de modo que puedan proveer de aquellos productos que en estos momentos son fundamentales y que son escasos en el mercado", subrayó.

Además, Montero aseguró que la dificultad de encontrar material sanitario "no reside en la capacidad de gestión que tienen el Gobierno de España o los gobiernos autonómicos", sino que existe una escasez mundial de este tipo de material, ya que los países se quedan la producción nacional, puesto que también están viviendo la pandemia.
(Expansión, 29-03-2020)

Economía plantea las ayudas al alquiler con créditos
¿Ayudas para el alquiler? Sí, pero con límite, sólo para los que realmente lo necesiten. Esta es la filosofía que ya trasladó la vicepresidenta tercera y ministra de Economía, Nadia Calviño, durante su intervención en el Congreso de los Diputados el pasado miércoles y que ya ha tomado forma.

Se trata de una propuesta que contempla una línea de créditos por un valor total de 100 millones de euros, a través de la cual que se pretenden canalizar préstamos con intereses a tipo cero destinados a las familias vulnerables que por motivos derivados de la pandemia del coronavirus no puedan afrontar el pago de sus alquileres.

La cuantía de esos préstamos podría devolverse en el plazo de un año, siempre que las condiciones económicas de esas familias se hubieran recuperado. De no ser así, el Estado que actuará como avalista, podrá sufragar la cuantía debida o bien articular una extensión de la misma. Podrían acogerse a esta ayuda las familias que cumplan los mismos requisitos que se han establecido para los propietarios que no puedan hacer frente al pago de las cuotas de sus hipotecas.

En esta línea se está diseñando la propuesta que formalmente presentará el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, que es el que tiene las competencias de vivienda, ante el Consejo de Ministros del próximo martes. Aunque está liderada por Nadia Calviño para frenar la, generosa y costosa para las arcas públicas, propuesta por la que está pujando el vicepresidente segundo y responsable de Derechos Sociales, Pablo Iglesias.

Pero lo cierto es que las probabilidades de que la propuesta de Calviño llegue en estos términos a la mesa del Consejo de Ministros el próximo martes son bastante escasas. Y las filtraciones a la prensa del proyecto de Calviño que se produjeron durante la jornada de ayer sábado se han interpretado desde el seno del propio Consejo de Ministros como una “especie de puñetazo en la mesa” de la titular de Economía.

Es conocido el enfrentamiento que en las últimas semanas han mantenido los miembros del Gobierno de coalición y especialmente el que se está dando entre las ministras responsables de temas presupuestaros como Nadia Calviño y María Jesús Montero y los ministros de Podemos más volcados en implementar medidas de carácter social de gran alcance, pero también con un alto coste para las arcas públicas.

Es el caso de la propuesta sobre alquileres que intenta sacar adelante Pablo Iglesias y que también fue filtrada a los medios de comunicación el pasado miércoles. En ella se contemplaba la suspensión de las cuotas mensuales del alquiler para aquellas personas y familias vulnerables que no pudieran hacer frente a ellas por haber perdido su empleo, haber sido incluidos en un expediente de regulación temporal de empleo o reducciones de jornada.

La cobertura también se amplía en la propuesta de Iglesias a las personas que deban asumir el cuidado de hijos o mayores y incluso a autónomos y pymes para quienes además de suspender las cuotas del alquiler de sus viviendas podrían suspender también las de los locales u oficinas en las que ejercen su actividad.

Esta propuesta tiene un altísimo coste para las arcas públicas ya que contempla una suspensión de cuotas de alquiler durante dos meses, ampliables a lo que pueda durar el estado de alarma y dado que es una suspensión y no una demora, sería el Estado quien pagaría esas cuantías a los propietarios. Sería una compensación progresiva que iría hasta el 100% para propietarios de hasta dos inmuebles con un tope del 5% para quienes tengan más de ocho inmuebles.

Según explican fuentes del Gobierno esto no tiene demasiado sentido ya que implicaría ayudar también a grandes propietarios. “La idea es ayudar a quien lo necesita y quienes lo necesitan son los inquilinos. Si se ayuda a los inquilinos con dificultades, los propietarios no tendrán ningún problema”, aseguran. Además, como ya insistió Calviño el miércoles en el Congreso, el mercado del alquiler español está en más del 80% en manos de pequeños propietarios para quienes esas rentas son un complemento básico de sus ingresos mensuales.

Ambos equipos están trabajando para poder llegar al martes con una propuesta consensuada que poder aprobar. Y parece que la pieza clave para logar ese acuerdo es el ministro de Transportes, José Luis Ábalos. “Ábalos tiene una mejor relación con los ministros de Unidas Podemos ya que en varias ocasiones ha estado cercano a sus propuestas, ahora está del lado de las ministras de Economía y Hacienda, pero su labor es muy importante para llegar a una propuesta de consenso”, aseguran las fuentes conocedoras de esas negociaciones.
(La Vanguardia, 29-03-2020) 

 

Aquí trobareu tota la normativa publicada al BOE en relació a la crisi sanitària del COVID-19. Cal tenir en compte, que es tracta d’un document en continua actualització i revisió.
 
 
 
 
  Seu Col·legial
  Pl. Urquinaona, 6. 6ª planta Delegació Girona Delegació Lleida  
  08010 Barcelona C/ Santa Eugènia 11, 1r B Avinguda Joana Raspall 6, 1r  
  Tel. 93 317 06 86 17005 Girona 25002 Lleida  
  Fax 93 301 37 87 Tel.: 972 22 37 01 Tel.: 973 28 81 37  
  colcatalunya@gestors.cat gestors.girona@gestors.cat gestors.lleida@gestors.cat  
 
 
Nota legal:
Contestant aquest email no obtindreu resposta. Si desitgeu contactar amb nosaltres, podeu trametre un correu electrònic amb els vostres dubtes i/o suggeriments a sac@gestors.cat.
D’acord amb el que disposa el Reglament (UE) 2016/679 de 27 d’ abril de 2016 (RGPD) la Llei Orgànica 3/2018, de 5 de desembre, de protecció de dades personals i garantia dels drets digitals i resta de normativa legal vigent en matèria de protecció de dades, els informem que les dades que figuren en la present comunicació són objecte de tractament per part del COL·LEGI OFICIAL DE GESTORS ADMINISTRATIUS DE CATALUNYA. Aquestes dades seran utilitzades exclusivament per a l’enviament de comunicacions que poden ser del seu interès. Aquestes dades no es cediran a tercers, excepte per obligació legal, i es mantindran mentre no en sol·liciti la seva cancel·lació i/o oposició. La present comunicació s’envia sota l’empara de la Llei 34/2002, de Serveis de la Societat de la Informació i del Comerç Electrònic. Si desitja deixar de rebre les nostres comunicacions comercials, revocar el seu consentiment o exercir els drets d’accés, rectificació, portabilitat, oposició, limitació o cancel·lació, pot sol·licitar, en qualsevol moment, enviant un correu electrònic a l’adreça dpo@gestors.cat indicant a l’assumpte "Baixa comunicacions comercials", o comunicant-ho per escrit, sempre indicant les seves dades personals a Plaça Urquinaona núm. 6, 6a planta, Barcelona. Si considera que el tractament de dades personals no s’ajusta a la normativa vigent, pot presentar una reclamació davant l’Autoritat de control (www.agpd.es).