Per poder veure correctament aquest missatge faci click aquí
cabecera
 
 

NOVETATS LEGISLATIVES DEL BOE DEL 4 AL 6 D’ABRIL DE 2020

Laboral

Aspectos del derecho a percepción del bono social por parte de trabajadores autónomos que hayan cesado su actividad o hayan visto reducida su facturación como consecuencia del COVID-19 y se modifica el modelo de solicitud del bono social para trabajadores autónomos
Orden TED/320/2020, de 3 de abril, por la que se desarrollan determinados aspectos del derecho a percepción del bono social por parte de trabajadores autónomos que hayan cesado su actividad o hayan visto reducida su facturación como consecuencia del COVID-19 y se modifica el modelo de solicitud del bono social para trabajadores autónomos que hayan visto afectada su actividad como consecuencia del COVID-19, establecido en el Anexo IV del Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19.
(BOE, 04-04-2020)

Mercantil, Civil i Administratiu

Medidas especiales para el uso de bioetanol en la fabricación de soluciones y geles hidroalcohólicos para la desinfección de manos con ocasión de las crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19
Orden SND/321/2020, de 3 de abril, por la que se establecen medidas especiales para el uso de bioetanol en la fabricación de soluciones y geles hidroalcohólicos para la desinfección de manos con ocasión de las crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.
(BOE, 04-04-2020)

Principio de prudencia financiera aplicable a las operaciones de endeudamiento y derivados de las comunidades autónomas y entidades locales
Resolución de 3 de abril de 2020, de la Secretaría General del Tesoro y Financiación Internacional, por la que se actualiza el Anexo 1 incluido en la Resolución de 4 de julio de 2017, de la Secretaría General del Tesoro y Política Financiera, por la que se define el principio de prudencia financiera aplicable a las operaciones de endeudamiento y derivados de las comunidades autónomas y entidades locales.
(BOE, 04-04-2020)

Euro
Resolución de 3 de abril de 2020, del Banco de España, por la que se publican los cambios del euro correspondientes al día 3 de abril de 2020, publicados por el Banco Central Europeo, que tendrán la consideración de cambios oficiales, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 36 de la Ley 46/1998, de 17 de diciembre, sobre la Introducción del Euro.
(BOE, 04-04-2020)

Contable

Instrucciones a las que habrán de ajustarse el contenido, estructura y formato del informe resumen
Resolución de 2 de abril de 2020, de la Intervención General de la Administración del Estado, por la que se establecen las instrucciones a las que habrán de ajustarse el contenido, estructura y formato del informe resumen, así como la solicitud del informe previo a la resolución de discrepancias y la remisión de información contable e informes de auditoría de cuentas anuales de las entidades del sector público local.
(BOE, 06-04-2020)


https://www.boe.es/boe/dias/2020/04/06/

https://www.boe.es/boe/dias/2020/04/06/index.php?s=3

https://www.boe.es/boe/dias/2020/04/04/
https://www.boe.es/boe/dias/2020/04/04/index.php?s=3



NOTÍCIES DE PREMSA DEL 4 AL 6 D’ABRIL DE 2020

Fiscal

La CEOE apoya prorrogar el estado de alarma y pide suspender impuestos
Las patronales CEOE y Cepyme apoyan la decisión anunciada este sábado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de prorrogar el estado de alarma hasta el 26 de abril, aunque le piden que suspenda el pago del IVA, el IRPF y las cotizaciones a la Seguridad Social en los sectores y empresas con mayor descenso de actividad.

En un comunicado, las organizaciones empresariales ofrecen su esfuerzo para detectar en el marco del diálogo social cuáles son esos sectores y empresas más vulnerables a la crisis del coronavirus con el fin de aplicar con urgencia una suspensión fiscal que ya han adoptado -dicen- 22 países europeos y quince comunidades autónomas. Los empresarios argumentan que no está siendo posible disponer de la información contable y fiscal del gran espectro empresarial para poder cumplir con los deberes tributarios.

Como ejemplo, señalan que un 80 % de las pymes realizan sus declaraciones a través de profesionales externos que están emplazados en locales diferentes a la empresa y que en un 50 % el tratamiento de facturas se realiza en papel, sin olvidar que el pago en ventanilla física de entidades financieras es aún muy frecuente. Esto les impide solicitar aplazamientos, puesto que su tramitación sería en si misma un nuevo obstáculo para muchas empresas que están ya al borde del cierre.

Además alegan que muchas empresas y sus trabajadores viven en estos momentos una situación angustiosa tras semanas con pocos o nulos ingresos, a la espera de una financiación que no está fluyendo a la velocidad deseada. En esa línea subrayan que este sentido el actual contexto requiere también seguir agilizando el crédito, por lo que piden que las líneas públicas de avales se amplíen con carácter inmediato, de los 20.000 millones iniciales a los 50.000 millones de euros y destinar este nuevo tramo especialmente a pymes y autónomos. Insisten, además, en flexibilizar los procesos de regulación temporal de empleo (ERTE) y que puedan mantenerse temporalmente después de finalizar el estado de alarma.
(El País, 05-04-2020)

Hacienda empieza a pagar la devolución de las declaraciones
Hacienda empezó a devolver ayer el dinero de las declaraciones de la Renta que tienen derecho a ello. En los dos primeros días de campaña se han presentado 1,48 millones de declaraciones, un 42% más que el año pasado. La Agencia Tributaria ha devuelto 71,6 millones del IRPF de 2019 por un total de 128.900 declaraciones, después de haber comenzado este viernes con las devoluciones en tercer día de Campaña de la Renta 2019.

Según los datos de la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT), el importe devuelto, actualizado el viernes a las 12.00 horas, es un 69% superior respecto al mismo periodo de la campaña de 2018, y corresponden a un 59% más de declaraciones. La Agencia Tributaria estima que devolverá un total de 10.686 millones de euros en esta campaña, por encima de los 10.014 millones de la campaña anterior. Sus estimaciones apuntan a que se presentarán un total de 21,03 millones de declaraciones, un 1,6% más respecto a las presentadas con la del ejercicio de 2018 el año pasado.

El número total de declaraciones presentadas en estos dos primeros días y medio de campaña asciende a 1.643.000, un 42% más en comparación con el mismo periodo del año, más de 1.489.000 contribuyentes. De ellas, 1.460.000 son con solicitud a devolver, un 40% más. Más de 134.000 declaraciones se hicieron con la 'app' en el móvil, un 53% más, y se espera recibir más de 21 millones. La presentación de declaraciones por teléfono comenzará el 7 de mayo y la atención presencial, el 13 de mayo. La campaña arrancó el pasado miércoles con un aumento superior al 40% en la confección y entrega de los borradores en medio del estado de alarma declarado por la crisis del coronavirus.

Precisamente Hacienda ha considerado "especialmente importante" mantener los plazos de la campaña en las circunstancias actuales derivadas de la pandemia para que cuanto antes los contribuyentes puedan recibir sus devoluciones pronto, al comenzar las devoluciones este viernes, dos días después del inicio de la campaña. En este sentido, cerca del 70% de las declaraciones salen a devolver, y las que salen a ingresar solo se empiezan a pagar a final de campaña ya en junio.

Además, cerca del 88% de las declaraciones se confeccionan por Internet, recuerdan desde Hacienda. El incremento de declaraciones presentadas podría estar motivado por las actuales circunstancias de confinamiento de buena parte de la población, como consecuencia del estado de alarma decretado por la crisis del Covid-19, y por un interés por una devolución pronta en los casos de las declaraciones que resulten a devolver ante la necesidad de liquidez por el impacto económico derivado de la pandemia.
(Expansión, 04-04-2020)

Laboral

Retrasos en el cobro del paro para los afectados por ERTE
Así lo denuncian varias fuentes de las cadenas hoteleras consultadas por Cinco Días, que recalcan que el hecho de que los ERTES haya que presentarlos sociedad por sociedad y que la gran mayoría estén concentrados en seis comunidades autónomas turísticas (Canarias, Baleares, Andalucía, Madrid, Cataluña y Comunidad Valenciana) esta colapsando los servicios públicos que tramitan los expedientes. Eso ha llevado a que solo se haya dado el visto bueno a un porcentaje muy bajo de expedientes y que la percepción de esas prestaciones pueda sufrir retrasos si no se acelera la tramitación.

La crisis sanitaria del coronavirus ha provocado el cierre de toda la planta hotelera en España y el desplome del tráfico aéreo en todo el mundo. En ese contexto, las cinco grandes cadenas hoteleras (Meliá, Riu, Barceló, Iberostar y NH) presentaron la pasada semana suspensiones de empleo que afectaban a 27.000 trabajadores, aún pendientes de ser validadas por el Ejecutivo. La más importante la presentó Meliá, ya que afectará a 8.400 trabajadores.

De ellos, el 90% tendrá una suspensión del 100% de sueldo y jornada, "al no poder desarrollarse las funciones en las actuales circunstancias", mientras que el 10% restante, entre los que se incluyen consejo de administración, directores generales, directores de operaciones y directores de hoteles, contará con una reducción de jornada y salario del 50%.

Por tamaño del ajuste le sigue Barceló, con 6.500 empleados afectados, seguida por Riu, con 5.500 trabajadores, e Iberostar, con 5.000. Finalmente, NH también presentó un ERTE que afectará al 90% de su plantilla, unos 3.200 empleados.

Ese retraso podría llevar a las hoteleras a tener que improvisar algún tipo de medida adicional para aportar liquidez a los trabajadores cuya relación laboral ha quedado suspendida. Así lo han hecho, por ejemplo, algunas empresas hoteleras más pequeñas, como la inmobiliaria mexicana RLH Properties, dueña del hotel Villa Magna de Madrid, que ha incluido en el ERTE para los 266 trabajadores afectados el adelanto del pago de las dos pagas extra de verano y navidad. Las suspensiones de empleo hay que presentarlas hotel por hotel y se concentran en las seis autonomías más turísticas

Esas mismas fuentes consultadas por Cinco Días destacan un segundo hito en este nuevo escenario de recesión, que se producirá cuando se levante el estado de alarma (el viernes se planteaba el 26 de abril como nueva fecha para el fin del confinamiento) y los trabajadores afectados por el ERTE por fuerza mayor tengan que reincorporarse a sus puestos de trabajo, ya que para acogerse a esta modalidad, las empresas tenían que asumir un compromiso de mantenimiento del empleo de seis meses. Cuando eso suceda, la situación, tal y como prevén las hoteleras, no se habrá recuperado ni parcialmente y tendrán que pasar varios trimestres hasta que vuelvan a la normalidad. Por ello, a los ERTE por fuerza mayor les podría seguir con toda seguridad otros por causas económicas.

El principal punto de conflicto entre las empresas y los representantes de los trabajadores era la inclusión de los trabajadores fijos discontinuos y los eventuales dentro de los expedientes de regulación temporal de empleo. Los sindicatos defienden que son trabajadores de pleno derecho y que forman parte de la plantilla que estaba previsto contratar para el arranque de la temporada alta en Semana Santa. Las empresas discrepan y creen que no deberían incluirse. Solo Riu e Iberostar han accedido en las negociaciones a incluir a estos dos colectivos en los expedientes tramitados.
(Cinco Días, 06-04-2020)

446.549 ERTEs presentados que afectan a 3,14 millones de empleos
Un dato que pone de manifiesto que las peores previsiones se han quedado cortas. El miércoles, Cepyme calculaba en 1,6 millones los trabajadores afectados por ERTEs. Igualmente errada, la ministra de Trabajo decía un día después, el jueves, durante la presentación de los datos del paro registrado, que con los datos que tenía de las comunidades autónomas, el número de expedientes presentados rondaban los 250.000. Se quedó corta en otros 200.000 ERTEs. Lo que sí desveló la ministra es que el sistema público de desempleo ha gestionado prestaciones para unas 620.000 personas afectadas por expedientes de regulación de empleo temporales. Quedan, pues, casi dos millones y medio por regularizar su paro.

Y la realidad es peor, pues faltan los datos de la Región de Murcia que, según fuentes del gobierno regional, no los están contabilizando el número de trabajadores. Expendientes están algo por encima de los 13.600. Fuentes sindicales, consideran que los afectados en la región pueden rondar los 150.000. Además, algunas comunidades autónomas no cuentan con datos actualizados a este viernes, lo que podría sumar unos pocos miles más de empleos afectados. Así pues, el número de trabajadores en suspensión temporal de empleo podría acercarse a los 3,3 millones.

Sin embargo, la evolución de las presentaciones de nuevos ERTEs está mostrando un claro efecto descendente. Algunas comunidades autónomos lo resaltan, como Cantabria que ha puesto de manifiesto que la última semana se han presentado 1.016 ERTEs en la región, frente a los 5.600 de la semana anterior. Eso se ve también en el resto de comunidades. Como ejemplo, el viernes se presentaron expedientes que afectaron en Cataluña a 12.004 trabajadores (sobre un total de 603.105), en la Comunidad Valenciana 5.571 (sobre 272.309), en Galicia a 3.104 (sobre 159.386) o en Castilla y León a 3.923 (sobre 158.983).

No obstante, hay que tener en cuenta que durante este semana pasada entraron en vigor las vacaciones retribuidas recuperables, lo que puede haber llevado a que muchas empresas no hayan podido presentar un ERTE al estar, de hecho, sin actividad por vacaciones forzosas. Algo que ya criticaron algunos dirigentes empresariales como el presidente de la patronal andaluza, Javier González de Lara. En cualquier caso, la cifra de trabajadores afectados no es exacta, pues algunas comunidades autónomas registran el expediente, pero no contabilizan el número de trabajadores que se acogen. Eso se hace posteriormente, cuando se tramita su aprobación, en más del 90% de los casos por fuerza mayor.

Algunas autoridades laborales están sacando el promedio de trabajadores afectados de los ERTEs que ya han tramitado y aplican esa media a la totalidad de los ERTEs presentados, por lo que aportan cifras de trabajadores aproximadas. De hecho, en el Principado de Asturias no hacen ese cálculo.

Una media que varía según regiones. Los expedientes se tramitan a través de las autoridades laborales autonómicas (ERTEs regionales o provinciales, dependiendo del tamaño de cada empresa) o bien en la Dirección General de Trabajo (DGT) dependiente del Ministerio de Trabajo que tramita los casos de las grandes empresas. De momento la DGT ha recibido 9.670 expedientes con medio millón de trabajadores afectados, aunque fuentes del ministerio advierten de que 4.150 de esos expedientes se van a remitir a las comunidades autónomas por ser de su competencia.

La intervención de la Administración Central en los expedientes de grandes compañías ha distorsionado en cierta manera las cifras de ERTEs de las comunidades autónomas. Especial efecto tiene sobre Cataluña o Madrid, pero también en la Comunidad Valenciana, País Vasco o Galicia, con sedes sociales de grandes corporaciones presentes en toda la geografía nacional.
(El Economista, 06-04-2020)

El ingreso mínimo vital será permanente y dependerá del número de hijos
"El ingreso mínimo vital será una medida estructural, indefinida, a diferencia de todas las demás, que son temporales. Será una red de seguridad permanente para los más vulnerables", ha asegurado José Luis Escrivá, ministro de Seguridad Social, en relación a la renta básica en la que trabaja el Gobierno.

En una entrevista, Escrivá explica que la prestación estará destinada para las familias, y dependerá, sobre todo, del número de hijos. Los hogares monoparentales recibirán una prestación más alta, ha adelantado el ministro de Seguridad Social y Migraciones, aunque también se tendrá en cuenta la renta. Eso sí, todavía no se baraja un tiempo concreto para activar la medida: "Lo estamos haciendo lo más prestos posible, pero hay que diseñarla bien".

Escrivá ha admitido que todavía están en la fase de establecer estas tipologías de hogares para deducir cuántas familias podrán resultar protegidas por este ingreso mínimo vital permanente. También ha añadido que es pronto para hablar de la cuantía económica de esta prestación.

El ministro se ha mostrado satisfecho por el buen funcionamiento de la nueva medida de ayuda a los autónomos por el cese de actividad, a la que ya se han acogido 700.000 trabajadores por cuenta propia. "A diferencia de la crisis anterior, entre los autónomos casi no se está reduciendo el número de afiliados y también el campo está aguantando", ha comentado.

En términos de impacto económico y social por la crisis generada por la pandemia del coronavirus, Escrivá ha preferido no adelantar nada debido a la "incertidumbre considerable" que sobrevuela todo el proceso. "No digo que haya aflorado todo, ni mucho menos, pero sí que observo un patrón: una destrucción de empleo muy intensa los primeros días. Después, cuando introducimos los ERTE, el perfil diario de la evolución de destrucción de empleo se desacelera mucho", ha analizado.

No obstante, el ministro ha concluido con una reflexión positiva sobre el mecanismo aprobado de los ERTE: "Sabemos que probablemente esos ERTE que pueden proteger en torno a dos millones de personas".
(La Vanguardia, 05-04-2020)

Mercantil, Civil i Administratiu

Fondo de rescate, BEI y ayudas al empleo: las recetas que estudia el Eurogrupo para hacer frente al Covid-19
El Eurogrupo trabaja en un paquete de medidas económicas para atajar la crisis del coronavirus que pasa por usar las líneas de crédito del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) -el fondo de rescate-, movilizar hasta 200.000 millones del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y activar un fondo de ayudas contra el paro. Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea se reúnen por videoconferencia el 7 de abril con el objetivo de pactar un nuevo conjunto de medidas frente a una pandemia que llevará al bloque a la recesión y amenaza con disparar los niveles de paro.

En las reuniones para preparar el encuentro mantenidas esta semana, los países han debatido además la propuesta francesa de crear un fondo temporal para financiar la recuperación, así como la iniciativa holandesa de un fondo de entre 10.000 y 20.000 millones para costear gasto sanitario en los países más afectados. Los planes del Eurogrupo pasan en primer lugar por utilizar el MEDE, el fondo de rescate establecido durante la pasada crisis, que cuenta con 410.000 millones de euros en capacidad de préstamo.

En concreto, se activaría una línea de crédito preventiva con condiciones reforzadas, un instrumento que ya existe pero nunca se ha utilizado, a la que podrían acceder todos los países que lo necesiten. Esta línea permitiría desembolsar financiación por hasta el 2 % del PIB del país que lo solicite, lo que supondría cerca de 25.000 millones en el caso de España. Estaría disponible por un periodo inicial de doce meses, los créditos vencerían en un plazo de entre cinco y diez años y los costes de servicio se rebajarían, según un documento del MEDE presentado al Eurogrupo.

Las condiciones se limitarían a destinar los fondos recibidos a costear la respuesta económica y sanitaria y respetar las reglas fiscales europeas, según ha explicado el director gerente del fondo, Klaus Regling. El argumento, defendido también por el presidente del Eurogrupo, Mário Centeno, es que esta crisis es muy diferente a la anterior, ya que afecta a todos los países y ha sido provocada por factores externos, por lo que las condiciones también deben ser distintas a las reformas estructurales o privatizaciones que se exigieron en los rescates.

Normalmente, sin embargo, la concesión de una línea de crédito preventiva va asociada a un programa de vigilancia por parte de las instituciones o un análisis sobre la sostenibilidad de la deuda pública, entre otros. Los países aún discrepan sobre las condiciones que deberían imponerse para la línea destinada a la pandemia, que España, Italia o Francia quieren relajar al mínimo, pero se espera que el próximo martes haya acuerdo para activarla, según varias fuentes.

Otra opción que barajan los ministros sería crear un nuevo instrumento dentro del MEDE para conceder financiación rápida, que tendría un menor volumen disponible y vencimientos más cortos, pero no iría acompañado del estigma de las ayudas tradicionales del fondo de rescate.
(Expansión, 06-04-2020)

La compraventa de empresas queda paralizada
La crisis derivada de la pandemia del coronavirus está provocando la mayor recesión global desde la Gran Depresión de los años treinta del siglo pasado y, para casi todo el mundo, la zozobra actual sólo permite pensar en subsistir. Ni crecer, ni fusionarse. Al menos por ahora. Por eso, los fondos de capital y las compañías medianas y grandes acostumbradas a las operaciones corporativas han puesto el freno en lo que se refiere a la compraventa de empresas.

Hasta que no escampe la tormenta, hay que esperar: “Todo lo que estaba lanzado, permanecerá parado hasta que pase el tsunami y se vea como acaba todo”, asegura Ignacio Marull, socio director de PwC en Barcelona. En el sector se da por hecho que, al menos hasta el verano, no van a producirse compraventas de empresas. Y quizás más allá, está por ver. Hablar en esto momentos de salidas a bolsa forma parte de ciencia ficción.

El cambio es radical. La exuberancia de liquidez de los últimos años había llevado a las operaciones corporativas a encadenar récords tanto por número de transacciones como por su precio, con múltiplos sobre el beneficio bruto (ebitda) de entre ocho, diez y hasta doce veces, más altos que en los años anteriores al estallido de la burbuja, y un fuerte protagonismo de los fondos. Ahora, aunque en general persiste la liquidez de los potenciales compradores –muchos de ellos, esos mismos fondos con sus carteras llenas–, nadie se atreve a dar un paso. Bastante tienen con cuidar de sus sociedades participadas, atrapadas cada una en sus dinámicas: el desplome de las ventas, impagos, los problemas de suministro y las reducciones de la plantilla. O todo ello a la vez.

Y quien no esté en esta situación tampoco puede pensar en grande ahora mismo por el entorno del mercado de crédito. “Las grandes operaciones, que requieren un volumen de financiación bancaria muy elevado o que busquen recursos con otras fórmulas, son imposibles ahora porque esos recursos son demasiado caros”, explica Miguel Montero, socio de KPMG.

A diferencia de la crisis financiera del 2008, el 2009 y los años siguientes, la banca no ha desaparecido del mapa en esta ocasión. La actual no es, al menos por ahora, una crisis proveniente de la pésima calidad de los activos bancarios, ni se percibe una falta de confianza en el sistema por culpa de los excesos de unos y otros a la hora de asumir determinados riesgos, como ocurrió con la inversión en el sector inmobiliario. En lo que sí hay coincidencia es en la incertidumbre general y en que los bancos no están preocupados en generar nuevo negocio sino en salvar el que ya tienen. “Tenemos orden de arriba de no dedicar ni un minuto a las nuevas operaciones”, comenta el director de riesgos de uno de los principales bancos del Ibex.

La prioridad es levantar un muro de contención que evite la devastación, una quiebra masiva de empresas, la ruina total. Por eso, los bancos se centran en activar las líneas ICO y otras medidas para favorecer la liquidez de las empresas afectadas por el parón económico. Liquidez y reestructuraciones (ver información adjunta). Lo demás puede esperar.

Asumido el parón, la duda es, como apunta Javier Menor, socio director de Baker McKenzie en Barcelona, “cómo y cuándo salimos de esta situación”. Esa es la clave para la recuperación de las finanzas corporativas que, según todos los expertos en la materia, será radicalmente distinta en el futuro. Esto también cambiará.
(La Vanguardia, 06-04-2020)

Los avales del ICO por el coronavirus pasan a estar disponibles este lunes
El Instituto de Crédito Oficial (ICO) y las entidades financieras han suscrito ya los correspondientes convenios de colaboración para la puesta en marcha de la línea de avales del Ministerio de Asuntos Económicos, destinada a facilitar la liquidez de autónomos, pymes y empresas y que garantiza operaciones concedidas desde el pasado 18 de marzo, de modo que la línea estará operativa desde este lunes.

La línea de avales se aprobó con una dotación de hasta 100.000 millones de euros. El primer tramo activado tiene un importe de 20.000 millones de euros, de los cuales el 50% se reserva para garantizar préstamos de autónomos y pymes. Con cargo a la línea, el ICO garantizará los nuevos préstamos y las renovaciones concedidos por entidades financieras a empresas y autónomos para atender las necesidades de financiación derivadas, entre otros, de pagos de salarios, facturas, necesidad de circulante u otras necesidades de liquidez, incluyendo las derivadas de vencimientos de obligaciones financieras o tributarias. Quedan excluidas del objeto de la línea las unificaciones y reestructuraciones de préstamos, así como la cancelación o amortización anticipada de deudas preexistentes.

Las entidades financieras deberán mantener abiertas las líneas de circulante de sus clientes hasta el 30 de septiembre. Además, deberán transferir a sus clientes el beneficio derivado del aval público, en forma de menores intereses o mayor plazo, entre otras opciones. Asimismo, no podrán condicionar la aprobación de los préstamos a la contratación por parte del cliente de ningún otro servicio o producto, según informa el Ministerio de Asuntos Económicos.

Para asegurar un adecuado reparto de los avales entre los operadores financieros (entidades de crédito, establecimientos financieros de crédito, entidades de pago y entidades de dinero electrónico) se ha aprobado una distribución separada de los dos tramos. En cada uno de ellos, el importe se distribuirá entre cada entidad financiera en función de su cuota de mercado a cierre de 2019, por un lado, en relación con el crédito a autónomos y pymes y, por otro lado, a grandes empresas según la información comunicada por el Banco de España.

También tendrán acceso a esta línea las entidades financieras que a cierre de 2019 no tuvieran saldo de crédito registrado en el Banco de España. Se les reservará una cuota agregada del 1%. A partir del 30 de abril, los importes de aval asignados y no utilizados por las entidades se distribuirán entre el resto de operadores que hubieran agotado sus líneas, de forma proporcional al importe de aval que hubieran utilizado hasta dicha fecha.

Los avales concedidos por el ICO cubrirán el importe principal del préstamo impagado por el cliente, excluidos otros conceptos, como los intereses ordinarios o de demora. Una vez se haya utilizado este primer tramo de la línea de avales, el Gobierno habilitará un nuevo tramo, cuyas características se determinarán en su momento, "para garantizar que la liquidez sigue fluyendo de forma adecuada hacia el tejido productivo", según el Ministerio.
(Cinco Días, 05-04-2020)

Sánchez anuncia que levantará el parón a las empresas no esenciales tras la Semana Santa
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha confirmado este sábado que el Consejo de Ministros de este martes acordará prolongar el estado de alarma dos semanas más, hasta el próximo 26 de abril. Ha avanzado, eso sí, que esta no será la única prórroga y es posible que en las próximas semanas tome una decisión similar. Y ha matizado que el Gobierno que planea ir retirando gradualmente algunas medidas.

Un ejemplo de ello es que Sánchez ha anunciado que el parón total de la economía que anunció el pasado fin de semana no se prolongará más allá del 9 de abril. Es decir, las empresas consideradas no esenciales podrán volver a la actividad tras la Semana Santa y decaerá el permiso retribuido recuperable que debían abonar a los trabajadores que mantuviesen en nómina..

"El estado de alarma volverá a ser el de las semanas anteriores", ha sostenido. También ha avanzado que la vuelta a la normalidad en la industria y la construcción será con determinadas condiciones, que no ha precisado.

Por primera vez en las últimas semanas Sánchez ha querido abrir un espacio para la esperanza. Y ha hablado por primera vez de cómo acometerá el Gobierno la vuelta a la normalidad. Para ello, y sin dar muchos detalles, Sánchez ha anunciado que convocará, una vez se doblegue la pandemia, a los partidos políticos y los agentes sociales en unos nuevos Pactos de La Moncloa. El objetivo, ha dicho, es acometer "desde la unidad" la "reconstrucción de la actividad económica y social".

El presidente sí ha admitido que acometer dicha reconstrucción supondrá la elevación del nivel de deuda pública. También ha apuntado, en el mercado laboral, al efecto positivo de los Ertes para evitar "la masiva destrucción de empleos", aunque ha admitido el dato "muy grave" de paro del mes de marzo.

Por el momento, ha anunciado la creación de un comité de epidemiólogos para poner en marcha, en el medio plazo, "un plan de reactivación de la actividad económica y social". El presidente del Gobierno ha afirmado que elaborará dicho plan, que anunciará una vez considere doblegada a la pandemia, y tomará "medidas en materia de higiene, acciones necesarias para la contención sanitaria e iniciativas tecnológicas de control de la epidemia". "Deberemos emprender la reconstrucción y el relanzamiento de la economía y sistema productivo", ha afirmado.

El presidente del Gobierno no ha aclarado si el Ejecutivo plantea obligar al uso de mascarillas. Sí ha afirmado que "garantizará su disponibilidad". Y ha adelantado que planea una regulación de sus precios. Junto a la reconstrucción y los Pactos de La Moncloa, el tercer mantra que más ha repetido Sánchez en su comparecencia ha sido el "plan Marshall de recuperación europea". El presidente español ha afirmado que no renuncia a los eurobonos. Eso sí, ha aceptado de buen grado las propuestas en las que ya trabaja el Eurogrupo, como la creación de un sistema europeo de desempleo y de líneas de crédito del MEDE sin condicionalidad.
(Expansión, 05-04-2020)

 

Aquí trobareu tota la normativa publicada al BOE en relació a la crisi sanitària del COVID-19. Cal tenir en compte, que es tracta d’un document en continua actualització i revisió.
 
 
 
 
  Seu Col·legial
  Pl. Urquinaona, 6. 6ª planta Delegació Girona Delegació Lleida  
  08010 Barcelona C/ Santa Eugènia 11, 1r B Avinguda Joana Raspall 6, 1r  
  Tel. 93 317 06 86 17005 Girona 25002 Lleida  
  Fax 93 301 37 87 Tel.: 972 22 37 01 Tel.: 973 28 81 37  
  colcatalunya@gestors.cat gestors.girona@gestors.cat gestors.lleida@gestors.cat  
 
 
Nota legal:
Contestant aquest email no obtindreu resposta. Si desitgeu contactar amb nosaltres, podeu trametre un correu electrònic amb els vostres dubtes i/o suggeriments a sac@gestors.cat.
D’acord amb el que disposa el Reglament (UE) 2016/679 de 27 d’ abril de 2016 (RGPD) la Llei Orgànica 3/2018, de 5 de desembre, de protecció de dades personals i garantia dels drets digitals i resta de normativa legal vigent en matèria de protecció de dades, els informem que les dades que figuren en la present comunicació són objecte de tractament per part del COL·LEGI OFICIAL DE GESTORS ADMINISTRATIUS DE CATALUNYA. Aquestes dades seran utilitzades exclusivament per a l’enviament de comunicacions que poden ser del seu interès. Aquestes dades no es cediran a tercers, excepte per obligació legal, i es mantindran mentre no en sol·liciti la seva cancel·lació i/o oposició. La present comunicació s’envia sota l’empara de la Llei 34/2002, de Serveis de la Societat de la Informació i del Comerç Electrònic. Si desitja deixar de rebre les nostres comunicacions comercials, revocar el seu consentiment o exercir els drets d’accés, rectificació, portabilitat, oposició, limitació o cancel·lació, pot sol·licitar, en qualsevol moment, enviant un correu electrònic a l’adreça dpo@gestors.cat indicant a l’assumpte "Baixa comunicacions comercials", o comunicant-ho per escrit, sempre indicant les seves dades personals a Plaça Urquinaona núm. 6, 6a planta, Barcelona. Si considera que el tractament de dades personals no s’ajusta a la normativa vigent, pot presentar una reclamació davant l’Autoritat de control (www.agpd.es).